Ricardo Monreal busca que el Senado sea mediador en crisis del Tribunal Electoral

Monreal acusa persecución polítical

El senador y presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal Ávila, busca que la Cámara sea el interlocutor de buena fe en la crisis del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

«La crisis institucional en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación debe resolverse mediante el diálogo.

«Para lo cual el Senado de la República podría fungir como interlocutor de buena fe», dijo.

Ricardo Monreal busca que el Senado sea interlocutor en la crisis del Tribunal Electoral

De igual forma, subrayó que se debe resolver este problema por el bien del país, dejando de lado el odio y la confrontación.

El senador de Morena aclaró que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, es la instancia que puede dirimir controversias dentro del Poder Judicial.

Asimismo, recodó que el TEPJF se encuentra en una crisis institucional, provocada por la destitución de su Presidente y el nombramiento de uno nuevo.

Igualmente, señaló que el Tribunal Electoral es indispensable, es un órgano colegiado con una función esencial en la vida democrática del Estado mexicano.

“Esa es nuestra posición y esperamos que esto tenga una solución rápida, por el bien del país”, expresó Monreal.

Incluso, subrayó que, al dejar sin efectos el mandato constitucional de que el presidente del TEPJF ejerza el cargo por cuatro años, y en un ámbito de falta de regularidad, es un acto que no debe justificarse.

El senador comentó que dicho acto debe ser valorado, en especial, si atenta contra la estabilidad del Tribunal Electoral.

Para ello, deben considerarse, entre otros puntos, que “ni la Constitución, ni la Ley reconocen alguna facultad a favor de las magistraturas del Tribunal Electoral para evaluar formalmente a su Presidente.

«El único órgano facultado para supervisar la actuación de las magistraturas integrantes del tribunal, es la Comisión de Administración”.

También explicó que la sesión, en la que se realizó el nombramiento del nuevo Presidente, carece de validez, dado que se convocó de manera irregular.

“En suma, el Tribunal se encuentra en potencial crisis institucional, pero también en una confrontación política, que sólo se superará con la voluntad de sus integrantes, y a través de la interlocución de buena fe, tanto de la Suprema Corte de Justicia y en el Senado de la República”, añadió.


TE PUEDE INTERESAR: Quieren ver a Saúl Huerta en la cárcel. Exigen congruencia a Morena


 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.