Piden a IPN invalidar fallo para servicio de limpieza.

Por presuntas irregularidades, la institución recibió una petición para dejar sin efectos el fallo de este servicio.

Piden a IPN invalidar fallo para servicio de limpieza
Piden a IPN invalidar fallo para servicio de limpieza

Piden a IPN invalidar fallo para servicio de limpieza. Por presuntas irregularidades, el Órgano Interno de Control del Instituto Politécnico Nacional (IPN) recibió una petición para que el fallo IA-011B00001-E32-2022 quede sin efectos. En tal fallo, resultó ganadora la empresa Joad Limpieza y Servicios de un contrato por más de 300 millones de pesos para realizar labores de limpieza en la institución.

De acuerdo con la inconformidad presentada por Semalyn, otra de las concursantes, la primera de las faltas se relaciona con la superación de costos para fines de semana y días festivos.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público elabora un Contrato Marco donde dicta lineamientos generales para la adquisición del aseo a nivel federal. Entre ellos se encuentran los precios de referencia, que para este caso establecen máximos de 300 pesos. Sin embargo, la firma ganadora cotizó sobre 370.19 pesos.

Ante ello, se relató que el desfase “implica la insolvencia de la oferta. Por lo tanto, de conformidad con el contenido del artículo 36 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Servicio Público, debe desecharse su propuesta por insolvente”.

Se alertó sobre posibles deficiencias relacionadas con los montos por elemento. Debido a que Joad Limpieza y Servicios realizó sus cálculos sobre 7 mil 385 pesos, pero esta cifra no correspondería con la realidad. Así, se advirtió que las consecuencias podrían implicar que más de 3 mil empleados carezcan de prestaciones y que la calidad de los insumos sea baja o nula. Además del riesgo de que la requirente sea considerada deudora solidaria de las prestaciones no solventadas por la proveedora.

Piden a IPN invalidar fallo para servicio de limpieza

A las fallas identificadas en el veredicto del 15 de febrero, se añadió que la firma pasó por alto el requerimiento contenido en el numeral 7.2 inciso “A”. Ahí se dejaba claro que por cada grupo de 10 a 50 operadores debía incluirse un supervisor. Sin embargo, a pesar que la labor de esta figura recae en vigilar el correcto desempeño de los afanadores y cumplimiento del programa de trabajo, la propuesta de la compañía no incluye a nadie con dicho puesto.

Tras exponer los posibles incumplimientos, Semalyn solicitó “decretar la suspensión del fallo controvertido y sus efectos, provisionalmente y luego definitiva. Para que no se generen actos consumados de posible reparación”. Piden a IPN invalidar fallo para servicio de limpieza.

Imprimir artículo Síguenos en Google News