Pemex ahorró millones de dólares reactivando infraestructura infrautilizada

Con el objetivo de maximizar su rentabilidad y alcanzar sus metas a largo plazo, Petróleos Mexicanos (PEMEX) implementa una estrategia de rehabilitación y reutilización de infraestructuras, según afirmó Octavio Romero Oropeza, director general de la empresa.

«Es parte de la política de Pemex reutilizar todo lo que tenemos, toda la infraestructura, maquinaria, equipo, muchos que se dejaron en el abandono, para hacer más rentable nuestros desarrollos», declaró el director de la empresa.

En este sentido, la compañía reactivó baterías, peras, macroperas y otros elementos. Un ejemplo de ello son las baterías de Jujo y Tecominoacán, en Tabasco, las cuales, gracias al aumento de la producción, están contribuyendo al procesamiento de crudo.

«Antes de este gobierno, estas baterías apenas tenían uso. Procesaban una cantidad mínima de crudo, y gracias al descubrimiento de Quesqui, estamos volviendo a utilizar la infraestructura. De no contar con estas baterías en Jujo y Tecominoacán, habríamos tenido que hacer una inversión de alrededor de mil 200 millones de dólares», destacó Romero Oropeza.

Además, han reutilizado la batería de separación de Cárdenas Norte para gestionar la producción de Tupilco profundo, mientras que la batería Perdiz contribuye al manejo de la producción del campo Ixachi.

Pemex ahorró millones de dólares reactivando infraestructura infrautilizada

El director enfatizó que no solo se trata de estas obras, sino que también se han reubicado equipos de otras instalaciones en desuso, lo cual ha optimizado la producción al acortar los tiempos y reducir costos.

En línea con esta política de reutilización de infraestructura, maquinaria y equipo, la petrolera tiene previsto utilizar la pera ubicada en Jalpa de Méndez, Tabasco, para desarrollar el pozo Tlaktok, que cuenta con un 25% de probabilidad de éxito y forma parte de la estrategia de producción temprana.

El directivo detalló que se ampliarán 20 metros en el fondo y 10 metros en los laterales de dicha instalación para comenzar la perforación del pozo, el cual tiene un recurso prospectivo de 18 a 20 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Además, de acuerdo con el Plan de Negocios de la empresa productiva del Estado se tiene programada la rehabilitación de la infraestructura de servicios auxiliares en los complejos petroquímicos (CPQ) de la Cangrejera y Morelos para este 2023.

Desde 2019, Pemex se propuso la adecuación y modernización de la infraestructura de producción, y después de cuatro años ha logrado optimizar costos en exploración y producción, al tiempo que mejora su eficiencia operativa.

Imprimir artículo Síguenos en Google News