Pekín cerró estaciones de metro ante brotes COVID

El metro de la capital china anunció el cierre de 45 estaciones, representaron un 14 por ciento de la red en la capital China

Pekín cerró estaciones de metro ante brotes COVID. Pekín cerró decenas de estaciones de metro este miércoles 4 de mayo debido al incremento de las restricciones de movimiento para contener el brote de COVID-19 que surgió en la capital de China. En la capital residen 21 millones de personas.

La segunda economía mundial batalló para contener su peor brote de coronavirus desde la primera ola de la pandemia. La mayoría de los casos de contagios se concentraron en Shanghái, municipio con mayor cantidad de negocios chinos. En este lugar, las órdenes de confinamiento se aplican desde hace más de un mes.

Las escenas de caos y enfado por las medidas en Shanghái alarmaron a los residentes de Pekín, ya que temen ver su capital restringida. Todo esto sucede a pesar de que solo se registraron unas decenas de casos diarios.

El miércoles, la ciudad registró 51 casos locales de infecciones, incluyendo los asintomáticos. Por su parte, el balance diario de Shanghái incrementó a 5 mil, con una tendencia a la baja. Todo ello fue a pesar de la relajación de algunas medidas sanitarias.

En la capital, los complejos residenciales infectados fueron confinados. Mientras que muchos lugares turísticos aplicaron restricciones durante las agitadas, pero usuales, vacaciones del 1 de mayo. También se prohibió comer dentro de los restaurantes.

Pekín cerró estaciones de metro ante brotes COVID

Por otra parte, sus habitantes empezaron a hacer acopio de comida y productos indispensables, por temor de encontrarse repentinamente aislados en casa.

El China World Trade Center, que contiene oficinas y zonas comerciales, cerró temporalmente hasta el domingo.

Mientras que el metro de Pekín anunció el miércoles el cierre de 45 estaciones, alrededor del 14 por ciento de la red. Bastantes de ellas se encontraban en zonas bajo órdenes de confinamiento.

“Las entradas y salidas de las estaciones estarán cerradas (…) pero los transbordos pueden hacerse dentro de las estaciones», indicó el anuncio en la página de WeChat.

Además de Pekín, la céntrica ciudad de Zhengzhou también incrementó sus controles para luchar contra el contagio de COVID-19. Los habitantes en la principal zona de la ciudad fueron obligados a quedarse en sus complejos residenciales.

Shanghái, municipio donde las semanas de confinamiento llevaron a críticas contra la gestión pública y el exceso de celo de las autoridades, tuvo problemas para suministrar víveres a sus habitantes confinados y para tratar a sus pacientes por problemas no vinculados con el virus.

Cientos murieron en la ciudad de 25 millones de habitantes, la mayoría ancianos no vacunados.

Imprimir artículo Síguenos en Google News