Orígenes del conflicto entre Rusia y Ucrania

El conflicto entre Rusia y Ucrania no es nuevo, se presentó desde tiempos antiguos hasta la actualidad e involucraron diversas regiones.

Piden que México proponga pacto en la ONU
Orígenes del conflicto entre Rusia y Ucrania

Para entender de manera básica el conflicto entre Rusia y Ucrania es necesario revisar sus relaciones a lo largo del tiempo.

La primera ocupación humana de la región de Europa oriental data de las culturas Cucuteni (entre el 4500 a. C. y el 3000 a. C.).

En el siglo IX ya se habían establecido grupos eslavos del Este y también poco a poco hubo ocupación de grupos Varegos, provenientes del norte de Escandinavia.

Los Varegos establecieron una ruta comercial entre el 850 y 859 con Constantinopla desde el mar Báltico por el rio Dniéper hasta llegar al mar Negro.

Esto produjo que se hicieran asentamientos comerciales fortificados a lo largo de la ruta tales como Nóvgorod fundada en 859 por Riúrik, Smolenskm y Kiev en 882 por Oleg.

Fundando así una federación de tribus eslovena orientales llamada Rus de Kiev, la cual desde 972 estalla el primer conflicto interno entre estas regiones.

Desde el 1054 tras dividirse la cristiandad entre Roma y Constantinopla, los Eslavos de la Rus de Kiev establecen siete principados.

De 1237 a 1242 gracias a las extensiones del imperio mongol hasta Polonia y Hungría por Ogodei Kan, los principados rusos se encontraban sometidos a este.

En 1325 Moscovia se convierte en capital del Gran Príncipe y Metropolitano (máximo representante ortodoxo de Kiev).

Los lituanos que se resisten al estado de la Horda de Oro conquistan de 1341 a 1355 los territorios de la Rus de Kiev.

El príncipe Iván III Vasílievich se declara heredero de Bizancio, poniendo fin al vasallaje con la Horda de Oro.

Iván III hace que la ciudad sea llamada la Tercera Roma y será la primera ocasión en la que un ejercito ruso presente sus tropas sin buscar luchar con el ejército Tártato en 1480.

Debido a que ambos países tienen raíces comunes en el Estado eslavo oriental de Kievan Rus, La idea del presidente ruso, Vladimir Putin es que son «un solo pueblo».

Desde 1547 con Iván IV Vasílievich grandes áreas de la actual Ucrania aún formaron parte del Imperio ruso hasta el siglo XVII.

Mapa del Imperio Ruso
Mapa del Imperio Ruso

Ucrania y Rusia en las décadas de los 90s.

Tras el desmoronamiento del imperio en 1917, Ucrania se independizó por un corto periodo de tiempo, hasta que la Rusia soviética URSS reconquistó el país.

Ucrania, Rusia y Bielorrusia, fueron las tres repúblicas que sellaron la disolución de la Unión Soviética en diciembre de 1991.

Moscú desde su fundación ha querido conservar su influencia sobre los territorios y para ello creó la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

También mediante el suministro de gas barato el Kremlin buscó controlar al país vecino.

Sin embargo, mientras Rusia y Bielorrusia formaron una estrecha alianza, Ucrania pensaba en aliarse a Occidente.

Durante la década de 1990 no hubo enemistad del Kremlin con Ucrania a pesar de no gustarle su medida.

Debido a que Occidente no quería integrar a Ucrania Moscú no mostró preocupación alguna.

Rusia estaba económicamente debilitada, entre otras cosas por causa de las guerras de Chechenia.

En 1997, Moscú reconoció las fronteras de Ucrania con la firma del «Gran Tratado», estás incluían la mayoría étnica rusa que habitaba la península de Crimea.

Sin embargo, todo cambio con la llegada de Vladimir Putin a la presidencia rusa.

Putin comienza nuevo conflicto entre Rusia y Ucrania

En otoño de 2003 se produjo la primera gran crisis diplomática entre Moscú y Kiev.

Rusia decidió construir una presa en el estrecho de Krech, ubicado en el islote ucraniano de Tuzla.

Kiev notó un intento por redefinir fronteras, pero tras una reunión bilateral entre ambos presidentes el conflicto que había escalado se apaciguó.

Durante las elecciones presidenciales ucranianas de 2004, Rusia apoyó al candidato prorruso Viktor Yanukóvich.

Gracias a la intervención de la «Revolución Naranja» se le impidió su victoria ganando Viktor Yúshchenko, político prooccidental.

Durante su mandato, Rusia cortó el suministro de gas a Ucrania en 2006 y 2009, reavivando el conflicto entre Ucrania y Rusia.

También se interrumpieron los suministros de tránsito a la Unión Europea (UE).

En 2008, el entonces presidente estadounidense George W. Bush, intentó propiciar la integración a la OTAN de Ucrania y Georgia.

Pero Moscú dejó claro que no aceptaría la independencia de Ucrania, bajo esta decisión Alemania y Francia declinaron a favor de Rusia.

En la cumbre de la OTAN en Bucarest, se dialogó con Ucrania y Georgia sobre una membresía sin establecer fechas.

En 2010 fue electo presidente Viktor Yanukóvich.

Ucrania intentó impulsar la conexión con Occidente a través de un Acuerdo de Asociación con la UE firmado el 29 de noviembre de 2013.

Durante el verano del 2013 Moscú ejerció una enorme presión económica sobre Kiev al obstaculizar sus importaciones.

Al notar esto el presidente suspendió el acuerdo negociado haciendo evidente otro conflicto entre Ucrania y Rusia.

Sin embargo, las personas en desacuerdo con las decisiones de Yanukóvich desataron manifestaciones en Kiev.

Un manifestante usaba un tirachinas durante unas protestas que degeneraron en choques violentos entre opositores y antidisturbios en el centro de Kiev, el 19 de febrero de 2014. SERGEY DOLZHENKO (EFE)
Un manifestante usaba un tirachinas durante unas protestas que degeneraron en choques violentos entre opositores y antidisturbios en el centro de Kiev, el 19 de febrero de 2014.
SERGEY DOLZHENKO (EFE)

Durante febrero del 2014 fuerzas de seguridad de Kiev matan alrededor de 100 personas en las protestas.

A causa de ello crece la indignación popular y la brutal represión.

Conflictos con la OTAN y UE

Ambas cosas obligan a la huida de Yanukóvich a Rusia.

En Simferópol, capital de la península ucrania de Crimea, militantes prorrusos se enfrentan a partidarios de la unidad de Ucrania.

También en febrero se reporta el avance de militares rusos camuflados y agentes del espionaje del Kremlin al territorio de Crimea para forzar su anexión a Rusia.

El 16 de marzo de 2014, se hace un referéndum en Crimea en el que, las acusaciones de fraude se hicieron notar, vence la anexión a Rusia por más del 97% de los votos.

El presidente ruso, Vladímir Putin, a la derecha de la imagen, firma la anexión de Crimea con representantes de la península, el 18 de marzo de 2014 en Moscú. KIRILL KUDRYAVTSEV (AFP)
El presidente ruso, Vladímir Putin, a la derecha de la imagen, firma la anexión de Crimea con representantes de la península, el 18 de marzo de 2014 en Moscú.
KIRILL KUDRYAVTSEV (AFP)

Para el 18 de marzo, el Kremlin firmó la anexión de Crimea, aprovechando el vacío de poder en Kiev.

De manera simultánea fuerzas militares rusas se movilizaron a lo largo de las cuencas mineras del Donbás, este de Ucrania.

Por su parte la OTAN congela colaboraciones entre Moscú y E.U.

También la UE amenaza a Rusia con sanciones económicas.

De abril a mayo de 2014 se proclamaron «repúblicas populares» en Donetsk y Lugansk, con rusos a la cabeza, reclamando una integración a Rusia.

El Gobierno de Kiev esperó hasta después de las elecciones presidenciales de mayo de 2014 para lanzar una gran ofensiva militar, a la que llamó «Operación antiterrorista».

Por tanto, el este de Ucrania se convirtió en el escenario de guerra entre separatistas prorrusos, con apoyo militar de Moscú, y el ejército ucranio.

En junio de 2014 Petro Poroshenko, presidente de Ucrania, y Putin se reunieron por primera vez, con la mediación de Alemania y Francia, como parte de las celebraciones del 70 aniversario del Día D en Normandía.

Dando paso al nacimiento del Cuarteto de Normandía (Francia, Alemania, Ucrania y Rusia).

En ese momento, el Ejército ucraniano pudo hacer retroceder a los separatistas.

El 17 de julio de 2014 un misil Buk de fabricación rusa derriba un vuelo MH17 de Malaysia Airlines.

Matando a sus 298 ocupantes cuando el avión sobrevolaba la región de Donetsk.

A finales de agosto, según Kiev, Rusia intervino militarmente y de manera masiva. Moscú lo negó.

Las unidades ucranianas cerca de Ilovaisk, una ciudad al este de Donetsk, sufrieron una derrota.

A principios de 2015, los separatistas volvieron a la ofensiva y, según Kiev, se desplegó nuevamente el Ejército ruso. Moscú también lo negó.

Las fuerzas ucranianas sufrieron una segunda derrota, esta vez en la ciudad estratégica de Debaltsevo.

La guerra “terminó” el 5 de septiembre de 2015 con la firma en Minsk entre Ucrania, Rusia y representantes separatistas de Donetsk y Lugansk.

Entra en vigor un alto el fuego que duró una semana bajo los auspicios de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

El 19 de octubre de 2016 se reunieron en Berlín el Cuarteto de Normandía, auspiciado por Francia y Alemania, con motivos de resolver este conflicto, no se determinó un avance.

En otoño de 2019, se retiraron las respectivas tropas y Vladimir Putin no quiere reunirse en persona con el presidente ucraniano Volodímir Zelenski.

Porque eso no estaba establecido en los acuerdos Mink.

El 10 de diciembre de 2019 Putin y Volodímir Zelenski, acuerdan en París retomar el proceso de paz en Ucrania.

Parte del proceso es que el 29 de diciembre, Kiev y representantes separatistas canjean a 200 prisioneros.

Desde enero hasta abril de 2021, Rusia comenzó a trasladar tropas a sus fronteras con Ucrania y a la península de Crimea.

El 13 de abril, Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, define el despliegue como “la mayor acumulación de tropas rusas desde la anexión de Crimea”.

Hasta el 23 de agosto de 2021, 46 estados y organizaciones, entre las que se encuentra la OTAN, firman en Kiev la Plataforma de Crimea.

En ella Occidente exige a Rusia la devolución de la península ucrania.

En Esados Unidos, se cree el 3 de diciembre de 2021 que Moscú prepara una invasión de Ucrania “a principios de 2022″.

Según el diario The Washington Post, el despliegue de Rusia en las fronteras con ese país puede llegar a los 175, 000 soldados.

Para el 16 de diciembre de 2021, la UE amenaza a Rusia con “sanciones enormes” económicas si invade Ucrania.

El 11 de enero de 2022 se celebra la primera reunión entre Washington y Moscú en Ginebra, Suiza.

Otra se celebrada al día siguiente entre la OTAN y Rusia sin avances.

Por su parte Moscú informó del inicio de unas maniobras militares en el sur de Rusia, el Cáucaso y Crimea.

Estados Unidos alerta el 14 de enero de 2022 que Rusia planea “un ataque de falsa bandera”.

Es decir un sabotaje contra sus fuerzas en el este de Ucrania para atribuírselo a Kiev, maniobra que ayuda a justificar la invasión.

La madrugada del 13 de enero, un ciberataque masivo inutilizó durante horas el sistema informático del Gobierno ucranio.

El 18 de enero de 2022 Rusia envió tropas a Bielorrusia para establecer maniobras conjuntas cerca de las fronteras ucranias.

Mientras que Antony Blinken, secretario de Estado estadounidense, inicia una nueva ronda de reuniones que culminarán el 21 de enero en un encuentro con Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso.

Por su parte Emmanuel Macron, presidente de Francia, ha declarado que sigue buscando un diálogo con Rusia.

Puede ser que forme parte de su estrategia nacional inmerso en elecciones presidenciales en abril.

O también por la clásica tendencia de tradición francesa tras la II Guerra Mundial de trazar un propio rumbo geopolítico y negarse a seguir lo que dicta Estados Unidos.

Macron tenía previsto hablar con Vladimir Putin el 21 de enero por lo que se comunicó por teléfono.

El objetivo era, según Gabriel Attal, vocero del gobierno francés, “continuar el diálogo” y “presionar a Rusia para que aclare su posición y el objetivo de las maniobras (militares)”.

La estrategia diplomática francesa complicó los esfuerzos de Estados Unidos y la OTAN de mostrar un frente unido contra Rusia.

La presidencia francesa aclaró que París trabaja en estrecha coordinación con Washington y sus socios de la UE.

Por si se tiene que responder con una ofensiva conjunta contra Rusia en Ucrania.

Insistió Macron que “habrá represalias y el coste (para Rusia) será muy alto”.

Francia también ha expresado su disposición a desplegar tropas en Rumanía dentro del contingente de la OTAN.

El ministro galo de Defensa visitaba el jueves Rumanía, frontera con Ucrania, para reuniones sobre “profundizar” los lazos de defensa como la “cooperación de armamento”.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.