Se entrampa y politiza en Congreso local proceso para nombrar director del Instituto de Planeación



Ciudad de México.-En el Congreso capitalino se ha empantanado el proceso para designar al director del nuevo Instituto de Planeación Democrática y Prospectiva de la Ciudad y por ello, en una decisión inédita de este Legislativo local, la presidente de la Mesa Directiva Isabela Rosales, le quitó el turno que tenían las comisiones dictaminadoras --la de Administración Pública y la de Planeación del Desarrollo--, y se lo dio a la Comisión de Normatividad.



Ahora será ese grupo de trabajo legislativo a cargo del legislador morenista Alberto Martínez Urincho, el que esté a cargo de continuar el procedimiento para nombrar a los cinco integrantes del Comité de Selección de quien será titular de ese Instituto de Planeación.



Resulta fundamental la integración de este Comité de Selección, ya que éste será el encargado de elegir al titular del Instituto, uno de los organismos públicos de mayor relevancia para la Ciudad, ya que por mandato constitucional tendrá la responsabilidad de elaborar y dar seguimiento al Plan General de Desarrollo y al Programa General de Ordenamiento Territorial, tal y como lo establece el artículo 15 de la Constitución de la Ciudad de México.



El cambio de turno no fue una decisión unilateral de la presidenta de la Mesa, pues derivó de una petición que hizo hoy ante la Comisión Permanente la diputada morenista Guadalupe Chavira, quien preside la Comisión de Administración Pública.



Chavira solicitó el cambio de turno pues denunció que de parte de la Comisión de Planeación encabezada por el panista Federico Döring ha habido una dilación injustificada para acordar los elementos que servirán para calificar las entrevistas de los 10 candidatos a conformar el Comité de Selección.



Esos 10 aspirantes ya fueron entrevistados por los legisladores de las comisiones de Administración Pública y de Planeación, pero falta que en ambos grupos legislativos haya un acuerdo para crear una cédula de evaluación de los candidatos.



En la Comisión Permanente, la diputada de Morena reconoció que han pasado 45 días sin que las comisiones lograran dictaminar y aceptó así una parálisis legislativa en este tema.



"El diputado (Döring) se ha dedicado a querer ir denostando la conducción de este Instituto; ha dicho que se está perfilando la conducción de un director carnal, ha estado diciendo que nosotros tenemos arreglos de complicidad con la industria inmobiliaria, con los carteles inmobiliarios. Falso de toda falsedad. Yo no conozco a ningún inmobiliario, lo he dicho en voz alta y en quedito, donde sea. Yo no tengo ningún arreglo con nadie.



"Yo simplemente lo que quiero dejar en claro es que nosotros estamos faltándole a la Ciudad por un asunto de vanidad, de egos, de ser una suerte de Congreso que no está a
la altura de lo que la ciudad espera. Por eso, para no ser yo un problema, he determinado que no quiero dictaminar y que la Presidencia de la Comisión tome cartas en el asunto, no porque no quiera yo o no tenga capacidad y voluntad política, la voluntad política la he expresado al momento cuando se hizo la Ley de Planeación, cuando se hizo la Ley Orgánica del Instituto", argumentó Chavira.



La petición de la legisladora generó un debate en la Comisión Permanente sobre la legalidad de esta solicitud, pues el perredista Víctor Hugo Lobo acusó a Chavira de cometer errores y omisiones en el proceso para designar al Comité de Selección.



Acusó que en su momento no se tomó en cuenta una cédula de calificación para los 10 concursantes y se intentó imponer un formato que no llevaba el consenso de las comisiones dictaminadoras. Además, expuso que la morenista se ha negado a tener algún acuerdo sobre el tema, lo que ella negó.



Chavira explicó que la Comisión que preside no ha recibido respuestas de la Comisión de Planeación del Desarrollo, cuando solicitó una propuesta de cédula y un esquema de evaluación, y que ha encontrado obstáculos del diputado Federico Döring para retrasar el proceso.



Gabriela Salido Magos, del PAN, comentó que no ha habido diálogo inter comisiones para realizar este procedimiento –entre las comisiones de Administración Pública Local y de Planeación del Desarrollo-, y aseguró que la petición de cambio de turno va contra del Reglamento y la Ley Orgánica del Congreso de la Ciudad.



Propuso como alternativa que la Comisión presidida por la diputada Guadalupe Chavira declinara la dictaminación y la Comisión de Planeación del Desarrollo continuara el proceso, lo que no se aceptó.



La diputada Valentina Batres Guadarrama, de Morena, aseguró que ha habido resistencias y dificultades para que las dos comisiones involucradas avancen conjuntamente en el proceso de evaluación de las personas propuestas para integrar este Comité y construir consensos, y que es importante buscar alternativas para solucionar este problema.



El diputado Jorge Gaviño Ambriz, del PRD, recordó que la Jefa de Gobierno fue la encargada de enviar la propuesta de 10 personas para integrar este Comité, de los que las comisiones unidas debían revisar sus perfiles y elegir cinco para proponerlos al gobierno capitalino, y reiteró que no existe en el Reglamento del Congreso la figura de reconducción, hacia otra comisión para su dictaminación; por lo que sugirió que las comisiones se reunieran para aprobar conjuntamente este dictamen con algunas modificaciones. Lamento que antes de las entrevistas a los 10 aspirantes no se hubiera llegada a un acuerdo para definir la cédula de calificación.
Finalmente, la diputada Isabela Rosales consideró que como presidenta de la Comisión Permanente sí está facultada para realizar el cambio de turno, pues no se trata de una iniciativa de ley, además de que la situación actual deriva de la inactividad de las comisiones dictaminadoras, a pesar del mandato legal que las obliga a realizarla.



Luego del debate y a través de un comunicado Döring consideró que el cambio de turno para la integración del Comité de Selección del Instituto de Planeación local, es violatorio de lo dispuesto por la Ley Orgánica y Reglamento del Congreso, ya que la Comisión de Normatividad Legislativa, Estudios y Prácticas Parlamentarias, no tiene facultad para ello.
El presidente de la Comisión de Planeación del Desarrollo señaló que por Reglamento, el trámite debe estar en Comisiones Unidas, junto con la de Administración Pública Local.



Comentó que el Reglamento del Congreso distingue entre aquellos asuntos en comisiones que les fueron turnados en sesiones del Pleno, de aquellos que les fueron turnados por la Comisión Permanente; los primeros, necesariamente, sólo serán desahogados hasta el siguiente periodo ordinario de sesiones. Así, cualquier rectificación, prórroga o excitativa que recaiga a un turno emitido durante una sesión del Pleno, no es competencia de la Comisión Permanente, sino del Pleno, una vez iniciado el periodo ordinario.
Döring enfatizó que esta violación al procedimiento legislativo es un botón de muestra de la urgencia que tiene Claudia Sheinbaum por tener un Director carnal del Instituto de Planeación. “Llama la atención que el Gobierno y sus diputados prefieran hacerlo rápido que hacerlo bien, sobre todo, porque necesariamente la elección del director se tiene que hacer en una sesión presencial, no virtual, y eso no será en el corto plazo”, señaló el panista.
Recordó que en diciembre pasado y durante la dictaminación de la Ley de Planeación, la oposición acusó que colaboradores de la diputada Guadalupe Chavira pretendieron sacarles sus firmas para el dictamen de forma tramposa, diciéndoles que se trataba de la lista de asistencia.
Posteriormente, en febrero, durante la dictaminación de la Ley Orgánica del Instituto, en un primer momento el dictamen tuvo que bajarse de la sesión del Pleno, porque ilegalmente contenía también una reforma a la Ley Orgánica de las Alcaldías.