Fiat Chrysler podría finalizar su producción en México por Trump

Ciudad de México.-  La compañía Fiat Chrysler Automobiles podría suspender las operaciones en México si los aranceles fijados por el Gobierno de Donald Trump sobre los vehículos fabricados en el país e importados a Estados Unidos son demasiado altos, dijo el presidente ejecutivo de la compañía, Sergio Marchionne.

Marchionne afirmó a periodistas en el Salón del Automóvil de Detroit que "es bastante posible que tengamos que retirarnos" de México si las tarifas son muy altas. Al igual que la mayoría de sus pares en la industria, Marchionne aseguró que prefiere esperar y ver cuáles son las propuestas. Asimismo, dijo que FCA está preparada para responder a cualquier política que adopte el Gobierno de Trump.

El grupo Fiat Chrysler anunció que invertirá mil mdd en dos de sus plantas de Estados Unidos. Parte de ese programa, que quedará completado en 2020, permitirá al grupo estadounidense habilitar una de sus plantas para que pueda fabricar uno de los modelos que actualmente es montado en México.

Fabricar autos en México, 20% más barato que en EU

Fabricar un vehículo en México es hasta 20% más barato que producirlo en Estados Unidos; ya que la mano de obra es 12.3% menor y está altamente calificada, y el precio de los insumos de plástico son 15.2% más bajos y tiene una red de tratados de libre comercio con más de 40 países del mundo, según datos de ProMéxico y analistas.

El Socio de Impuestos y analista del sector automotriz de PricewaterhouseCoopers (PwC) en México, Luis Lozano, indicó que ese ahorro de 20% hace que el país sea uno de los más atractivos para invertir en la industria automotriz, pese a las amenazas del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

Traslada General Motors producción a México

General Motors trasladará la fabricación de su renovada GMC Terrain de Canadá a México y aumentará la producción de la planta en Ontario de Chevrolet Equinox, lo que refleja la creciente popularidad de sus vehículos utilitarios deportivos (SUV, por sus siglas en inglés) compactos.

Aunque la medida es una apuesta de GM de que un mayor inventario significará un aumento de nuevos clientes, así como también una jugada para ganar más dinero con cada venta, también responde en parte a una mayor competencia entre los fabricantes que buscan una ventaja a través de menores costos de producción.

Aun así, trasladar la producción del renovado Terrain a México en lugar de Estados Unidos, pondría a prueba la paciencia del presidente electo, Donald Trump, quien ya ha usado su cuenta de Twitter para castigar a GM y Toyota Motor por importar autos compactos de bajo precio desde el sur de la frontera.

 

 

Imprimir artículo Síguenos en Google News