Estado de chueco en México

Ciudad de México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, es un sistemático violador de la Constitución.

Desde el primero de diciembre de 2018, cuando rindió protesta, ha hecho con la ley lo que ha querido, siempre acomodándola a sus intereses.

Se comprometió desde su campaña a velar por el Estado de derecho, pero ha convertido su Presidencia en un auténtico “Estado de chueco”. Viola el artículo 134 de la Carta Magna al meterse en el proceso electoral en curso.

TE PUEDE INTERESAR: La hipocresía de Morena 

Ahora se niega a que sus conferencias matutinas dejen de transmitirse íntegras durante el tiempo que duren las campañas políticas y hasta junio, cuando se llevarán a cabo elecciones en las que se elegirá la totalidad de la Cámara de Diputados y 15 gubernaturas.

La Constitución establece que durante el tiempo que comprendan las campañas electorales deberá suspenderse la difusión en medios de comunicación la propaganda gubernamental, salvo en materia de salud, educación y protección civil.

El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, habló de que las conferencias de Palacio Nacional dejen de ser transmitidas durante el tiempo que duren las campañas políticas. Nunca dijo que tendrían que suspenderse.

Fiel a su costumbre, López Obrador lo entendió como quiso y busca pleito. Acusó al INE de querer censurarlo. Se ubicó en el lugar de la víctima y señaló al órgano electoral de callar cuando, según él, hubo “fraude electoral”.

Cumplir la normatividad debería ser la primera obligación del jefe del Ejecutivo, pero no es así. López Obrador siempre busca sacar ventaja de todo y esta vez no es la excepción.

Decidido a intervenir para hacer ganar a su partido, Morena, no le importa pasar por encima de la ley ni de la Constitución. Continuará peleando, porque lo suyo no es el gobierno, sino las campañas políticas.

Advierte el riesgo de que Morena pierda la elección de junio, por eso su virulencia verbal.

En 2019 hubo elecciones estatales y el mandatario aceptó que se dejarán de trasmitir sus conferencias en los estados donde habría comicios. 

No acusó a nadie de censura, ni tampoco desde Palacio Nacional dijeron que Lorenzo Córdova ataca la libertad de expresión.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.