El francotirador de Palacio

Ciudad de México.- Hoy inician las campañas para gobernador en cinco de 15 estados que estarán en disputa el 6 de junio.

En la mayoría lleva la delantera Morena y el PRI se aproxima a ser un partido únicamente testimonial. El tricolor perderá, al menos, cuatro de las siete que gobierna.

La alianza que lograron PAN, PRI y PRD en Baja California, Baja California Sur, Sinaloa, Sonora, Nayarit, Tlaxcala, Colima, Michoacán, Zacatecas, San Luis Potosí busca evitar que Morena se lleve carro completo.

TE PUEDE INTERESAR: México, terror para las mujeres 

Los estados en los que la alianza opositora podría ser competitiva son: Baja California Sur, con el panista Francisco Pelayo como candidato; Sinaloa, con el senador con licencia del PRI, Mario Zamora.

En Sonora, con Mauricio Gándara, quien abrió un receso en su militancia priista; Zacatecas, con la senadora del PRI con licencia, Claudia Anaya, y en San Luis Potosí, con Octavio Pedroza, del PAN.

En el resto de esas 10 gubernaturas, parece que la suerte está echada. Morena se perfila para ganar sin problema Baja California, Nayarit, Tlaxcala, Colima y Michoacán.

Los estados en donde no hubo alianza opositora son: Chihuahua, donde el PAN, con Maru Campos al frente, podría retener el gobierno, a pesar de la campaña negra que le hizo el actual gobernador, Javier Corral; Campeche, estado del presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, será para Morena con Layda Sansores.

En Guerrero, Morena tiene amplia ventaja, a pesar de que su candidato, Félix Salgado Macedonio, fue acusado por cinco mujeres de violación; Nuevo León, con Movimiento Ciudadano haciéndole el trabajo sucio a Morena al dividir el voto opositor, será competido entre PRI y Morena.

Y Querétaro será panista. Mauricio Kuri tiene amplia ventaja sobre sus adversarios de Morena y el PRI.

PAN, PRI y PRD entendieron que solos no son competitivos.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, está metido en el proceso electoral, manipulando la justicia y utilizando a la FGR como brazo ejecutor en contra de sus opositores, como es el caso del gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca.

Quiere carro completo y si es necesario continuará la cacería de opositores; mientras, estos no hallan cómo sacar la cabeza sin ser detectados por el francotirador de Palacio.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.