El PVEM sigue su estrategia de propaganda ilegal

Ciudad de México.- El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) no se conforma con “tapizar” cada rincón de la ciudad con espectaculares, carteles, propaganda en transporte público, transmitir spots en salas de cine y televisión; ahora distribuye tarjetas de descuento en varios estados de la República.

María Marván, ex consejera del Instituto Federal Electoral (IFE), las tarjetas verdes representan violación la ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, así como a la de Protección de Datos Personales, ya que las tarjetas incluyen el nombre completo del “beneficiario” así como entrega en el domicilio del individuo.

la foto
Una de nuestras reporteras recibió una tarjeta de descuento «Premia Platino» del Partido Verde Ecologista.

El martes 10 de Marzo, el Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó al partido la inmediata suspensión de las tarjetas e hizo un llamado a las tiendas hacer caso omiso de los descuentos.

A pesar de ello, Capital CDMX confirmó que las tarjetas se siguen repartiendo en la Ciudad de México.

El Verde también pasó por alto la modificación a la ley electoral, hecha en mayo de 2014, la cual indica que los artículos promocionales con imágenes o emblemas que los partidos repartan solo pueden ser textiles.

Uno de los puntos que han señalado los partidos en sus quejas ante el INE es que el PVEM y la empresa Premia Platino, tiene bases de datos de ciudadanos.

El PVEM ha justificado que dichas tarjetas únicamente se entregan a los afiliados al partido, aun así, habitantes no afiliados al PVEM o a algún otro partido, han recibido el plástico que indica tener más de 9 mil descuentos.

El Partido Acción Nacional ya presentó denuncia penal ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) de la Procuraduría General de República contra el PVEM y otros actores, por el presunto uso indebido de la denominada tarjeta.

El líder del PAN, Gustavo Madero aseguró que se han cometido delitos como la utilización de recursos mercantiles con fines electorales, empleo de información reservada y protegida como es el Padrón Electoral y de funcionarios de casilla, así como compra del voto a través de diversos mecanismos, aseguró que cada tarjeta tiene un costo en el mercado de 400 pesos.

La repartición de tarjetas de descuento se suma a las violaciones den la ley electoral y propaganda ilegal, hace unas semanas el INE aprobó una multa de 67 millones de pesos 112,123 pesos por la proyección de los llamados “cineminutos”.

Imprimir artículo Síguenos en Google News

Post más visitados en los últimos 7 días