Ni el Consejero Jurídico de la CDMX se salvó de los coyotes en el Registro Civil

Alberto-Cuenca.capital-cdmx.org
Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

En el Registro Civil ni el consejero jurídico Néstor Vargas se salva de los coyotes que dicen agilizar trámites y servicios de esa institución a cambio de dinero.

Ante diputados, el funcionario narró que visitó hace un mes las instalaciones del Registro Civil, un ente público que depende él.

“Quienes me recibieron fueron los coyotes”, aceptó en una comparecencia que sostuvo en el Congreso capitalino.

El coyote le cobraba 380 pesos por una búsqueda registral y se la entregaba el día siguiente, cuando dentro del propio Registro se entregan el mismo día y cuestan 77 pesos.

“Sí tenemos ese problema. Estamos en coordinación con la policía para que también remitan a los juzgados cívicos a los coyotes.

“En Justicia Cívica también se han dado las instrucciones para evitar que haya reincidencia”, agregó Néstor Vargas.

El Consejero Jurídico aceptó que también hay denuncias en el Registro Público de la Propiedad, pues ahí se repite el problema de los coyotes.

Por eso dijo que existe un programa de digitalización de la mayoría de los trámites, tanto en el Registro Civil como en el Registro Público de la Propiedad.

Estimó que para el próximo año habrá resultados en ese tema.

En el caso de los coyotes que operan en el Registro Civil explicó que a partir de que lo abordaron dio la instrucción para que, quienes reciban a las personas, sean trabajadores del mismo Registro Civil.

Por eso en la explanada del Registro hay carpas de servidores públicos, con sus respectivos gafetes.

CAMBIO DE GÉNERO

Durante su comparecencia, el Consejero destacó que se han otorgado cambios de identidad de género a 70 personas.

De esos cambios 19 fueron para menores de edad.

En el caso de los cambios de identidad de género a menores, dijo que se debieron cumplir ciertos criterios.

Entre ellos que el solicitante fuera mayor de 12 años de edad, tuviera el apoyo de alguno de sus padres y tener su Registro Civil en la CDMX.

El cambio en el caso de menores se realizó sin necesidad de juicios, pues se trato de un proceso de carácter administrativo en tanto el Congreso de la Ciudad resuelve respecto a la Ley de Infancias Trans.

El dictamen de esa ley ya se aprobó en comisiones durante la Primera Legislatura, pero el documento no llegó al Pleno del órgano legislativo pues no encontró consenso para su aprobación ni dentro de Morena.

Imprimir artículo Síguenos en Google News