Mujeres serían víctimas de la militarización de México

Senado aprueba dictamen sobre GN pero qué significa? 
Foto: Reuters

La iniciativa que pretende colocar a la Guardia Nacional (GN) bajo el control de la Secretaría de la Defensa (Sedena) no contempla los riesgos que enfrentarían las mujeres mexicanas.

Argumentos a favor y en contra del uso de las fuerzas militares como recurso frente al rebosante problema de violencia han sobrevolado las discusiones luego de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, planteara la tutela de la GN a merced de la Sedena. 

Y es que, si bien la propuesta se distingue de las acciones pacíficas utilizadas por el gobierno de la 4t, es necesario repensar los riesgos que implicaría. 

La oposición del gobierno de la 4t ha cuestionado la carencia de rigor del presidente ante el cruento desenlace de la actividad delictiva en el país. 

En consecuencia, el uso de la mano dura en contra de la delincuencia organizada que parece liderar al país podría surgir como una opción valiente. 

Sin embargo, las consecuencias de una civilización militarizada han sido estudiadas a través de los años y las conclusiones no avecinan beneficios. 

La sangre reflejada en el firmamento 

Esta es una de las conclusiones a las que llega el estudio publicado por las investigadoras Laura Atuesta y Estefanía Velo, Las dos guerras. 

En este, se aseguró que todos los enfrentamientos en donde estuvieron involucradas las Fuerzas Armadas tuvieron un efecto contrario al previsto. 

Ya que, en revés de una contención de los casos de homicidio, el despliegue militar se correlacionó con un crecimiento de los mismos en el país. 

Un posible resultado de las acciones violentas y arbitrarias con las que reaccionan los elementos de la Sedena y la Secretaría de la Marina (Semar). 

De acuerdo con México Unido Contra la Delincuencia, en 2019, sólo el 2.98% de los arrestos realizados por estas fueron hechas con órdenes de detención. 

Además, ambas instancias se han posicionado como las autoridades que más torturan a los detenidos antes y durante los arrestos. 

Mujeres serían víctimas de la militarización de México

Así, planteando este panorama dentro de la realidad mexicana, en donde las mujeres surgen como uno de los sectores más abatidos por la violencia, resulta urgente analizar sus implicaciones. 

Naturalmente, ante el carácter agresivo de este tipo de instituciones, las mujeres se han visto más afectadas por los abusos de poder. 

Según la organización civil, durante los arrestos, el 6.92% de las mujeres detenidas recibió disparos por parte de elementos del Ejército o Marina. 

Cifras que rebasan en comparación de las detenciones hechas por policías (2.1%). 

Asimismo, las formas de violencia se bifurcan entre sexos, resultando en expresiones desproporcionales contra las mujeres. 

El 41% de las mujeres arrestadas por integrantes de la Marina fueron víctimas de violación, en contraste con el 5% de los hombres detenidos. 

El Estado podría incumplir sus deberes constitucionales 

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha reconocido a la violencia institucional castrense como un tipo de violencia contra las mujeres. 

Y el país, como parte de la Organización de Estados Americanos, tiene la obligación de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. 

Por otro lado, la garantía de la preservación de los derechos humanos se establece constitucionalmente. 

El artículo 1° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos versa que el Estado actuará para garantizar la protección de los derechos de los y las pobladoras. 

Por lo que ejecutar un plan de acción sin perspectiva de género, más allá de incumplir con los mandatos constitucionales, pondría en riesgo ambivalente al 52% de la población. 

Un cambio estratégico debe ser bienvenido, siempre y cuando las alternativas planteen un análisis de diversos factores que componen a la sociedad mexicana con la finalidad de minimizar los riesgos a los que una reacción contraria a la habitual puede conllevar. 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.