México ante el retorno del gobierno militarizado

Senador advierte peligros de un Estado militarizado
Foto: Cuartoscuro

En entrevista con Luis Velázquez, director de Capital CDMX, el senador, Emilio Álvarez Icaza entabló un diálogo en donde estructuró las desventuras que propiciaría un Estado militarizado. 

“La militarización constituye en México y América Latina uno de los desafíos más fuertes en términos de la vigencia de la democracia y los poderes civiles.” 

Este enunciado resume la postura que toma el senador ante un tipo de gobierno que se mantuvo obsoleto luego de que el país optara por un cambio hacia una política civil.  

Y es que, asegura, el cambio de los gobiernos dirigidos por los militares hacia un mandato civil representó la victoria de la democratización del Estado en su momento. 

Por lo que un retorno de régimen significaría un retroceso en el ejercicio democrático. 

Álvarez Icaza, a través de un análisis que parte de una perspectiva social, plantea su hipótesis sobre tres ejes principales. 

En principio, señala la silenciosa ocupación de las fuerzas armadas en labores que deberían estar a cargo del gobierno civil. 

“Desde 2006, el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) documentó más de 240 actividades civiles trasladadas a mandos militares. 

“Más allá de las labores de seguridad pública”, dijo. 

Situación que ha incrementado en incidencia durante el presente sexenio.

México ante el retorno del gobierno militarizado

El funcionario continuó exponiendo al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en tanto a su cambio estratégico. 

Recordando sus palabras antes de tomar la presidencia, con las que aseguraba que la intervención militar suponía una incapacidad de los mandos civiles. 

Y criticaba a los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón por utilizar una estrategia fracasada.  

Estrategia por la cual se inclina luego del desbordar de la crisis de violencia. 

Álvarez continúa su narrativa desasosegada por la acechante beneficencia que el Gobierno otorga a la Fuerza Militar y lo que esto encarna. 

“Han intervenido en obras públicas y civiles e incluso han tenido que hacer empresas específicas para la administración de esas obras.  

“No obstante, la renta nacional que se deriva de esa obra pública es para el beneficio de las fuerzas armadas. Este sexenio ha incrementado su presupuesto en más de un 80%. 

“(Les han brindado) mejores tratos a ellos que a escuelas, medicamentos, cultura y ciencia”, apuntó. 

Estas manifestaciones generan una impresión de un co-gobierno con las Fuerzas Armadas. 

Lo cual refiere preocupante debido a lo que representaría para el control social. 

Ya que, mediante distintas acciones, los militares se han mostrado simpatizantes del régimen de la 4T. 

“Esto hace que el gobierno de la 4t, en caso de conflicto, disponga del brazo armado para poder someter”, sostiene. 

¿Qué implica si la GN se convierte en militar? 

El mensaje que envía la acción de ceder la tutela de la Guardia Nacional (GN) hacia la Sedena notificaría una normalización de la vida pública a las fuerzas de seguridad. 

Además, el orden presupuestal se reorganizaría de tal forma que el ejército se convertiría en la segunda entidad con mayor presupuesto federal. 

Siendo la primera la educación, pasaría por encima de la salud, economía y cultura. 

Lo cual resuena indignante al repasar el pobre desempeño de la GN desde su creación. 

Contando con más de 115 mil efectivos, el año pasado lograron la detención de únicamente 14 personas por trabajos de inteligencia. 

Y de otras 50 personas en materia de delincuencia organizada. 

“La GN representa al 20% del estado de fuerza. Esas cifras representan menos del 2% de las labores de la policía.  

“Los numero son un verdadero desastre. Y nos dicen que porque van a ser militares va a ser mejor. El 85% de la GN ya son militares”, continuó. 

El sociólogo aseguró que la problemática podría residir en la enjuta delimitación de sus actividades. 

“La GN hace todo menos lo que se le mandató. Ahora persigue y golpea migrantes. Reparte tanques de gas, libros de texto y cuida funcionarios”, reclamó. 

Mientras los integrantes del partido Morena dejaron claro que apoyarán a la propuesta aun no estando de acuerdo, las discusiones por parte de la oposición buscarán rebatir con los detrimentos sociales que representaría el modelo. 

 

Mira la entrevista completa.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.