Mapaches frenan consejo de Morena CDMX

La primera derrota del coordinador Martí Batres

¡Saludos Ciudad de México!

Nos hemos enterado que…

En Morena ya reconocieron la necesidad de contar con el apoyo del Instituto Nacional Electoral para renovar sus órganos internos.

La Comisión Nacional de Elecciones de Morena tenía previsto primero que en el primer fin de semana de agosto se logrará el consejo estatal de la Ciudad de México (CDMX).

La CDMX abriría porque según la jefa de Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum,  no hubo ninguna irregularidad y se vivió una fiesta democrática el 30 de julio.

Por eso ya le había pedido a su vocero Sebastian Ramírez dejar el cargo para relevar a Tomás Pliego como líder de Morena en la CDMX. Bueno, decir líder es mucho, pero sí electo democráticamente y no por dedazo o delegado como en la vida priista.

La unción sería este domingo y como fórmula en la secretaria general tendría a Lourdes Paz, quien ganó sin el arropo del cacique Armando Quintero.

Mapaches a la vista 

Pero resulta que en el conteo que se ha hecho en la Sala de Armas en Iztacalco se han encontrado todo tipo de trampas en ocho distritos electorales de la CDMX.

Por ello, Citlali Hernández, secretaria general nacional de Morena, hizo público el anuncio:

”Debido a la revisiones que estamos realizando respecto a algunas quejas irregularidades presentadas por nuestra militancia, las asambleas estatales programadas para este fin de semana, NO se realizarán. Estaremos informando sobre las nuevas fechas y publicación de resultados oficiales sobre las asambleas distritales”.

La regla para abrir los paquetes es si hay diferencias abismales o dónde no haya sábanas.

Algunos de los casos detectados de los mapaches de Morena están en GAM, donde gobierna otro cacique, Francisco Chiguil, que dicho sea de paso fue arrollado con todo y sus trampas.

Ni llevando a votar a toda la familia en la nómina sacó sus metas prometidas a Sheinbaum.

Se han encontrado casos específicos donde hay más votos que formatos y boletas falsas.

Eso no es todo, Julio César Moreno, dueño de Venustiano Carranza, pero que Martí Batres presume como su alfil, está en la mira por lo que hizo en el distrito 8, donde se metió una urna embarazada.

Está en la mira porque al clásico estilo del PRD no dejó que ni Dolores Padierna ni Ricardo Monreal pisaran su feudo. Y entre caciques hay niveles.

Aunque ya muchos dirigentes en Morena se han dicho entre sí: “¿Qué esperabas? Si la única opositora en Venustiano Carranza ya la desterró a Colombia?”

Los despistados andan diciendo que tras estos hechos, Pliego se quedaría en el cargo de forma indefinida.

No obstante, el asunto es nacional y el plazo límite para que se dé es a mediados de septiembre.

Y necesitan aire para lograr los acuerdos de unidad porque los resultados dejaron muy mal parados a los alcaldes y al secretario de Gobierno que anda pepenando consejeros para por lo menos retener la secretaria general.

Sheinbaum tendrá que dar un manotazo porque ya le ensuciaron su elección, pero por lo menos ya vio quiénes sí traen trabajo territorial y quiénes subsisten por la nómina de su gobierno.

Somos Anonymous, no olvidamos…

 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.