Llueva, truene o será en la CDMX

La politiquería nacional supera la verdad

Jesús Ernesto, hijo, de Andrés Manuel y Beatriz, huéspedes del Palacio Nacional será uno de los que acudan a clases a fines del próximo mes de agosto, llueva, truene o será en la CDMX.

Y un ejemplo de: “llueva, truene o relampagueé…’’, habrá clases presenciales como ordenó el Presidente de los mexicanos.

Aun con la curva de la denominada tercera ola del COVID-19 y sus “mutantes’’.

Sería agradable conocer a qué escuela pública o privada asistirá el vástago de tan ilustres personas, que comandan las riendas de México.

Llevan las riendas en un país con crisis sanitaria, incertidumbre económica, enojo y devoción que los llevó al poder.

Antes de ser más de 131 millones de habitantes, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Como lo “diferentes’’ que dicen ser, no como aquellos neoliberales, fifis o clasemedieros aspiracioncitas del pasado y presente, los que acudirán a colegio público de la Secretaría de Educación Pública (SEP) se estima en 25 millones.

El total en los tres niveles de educación básica en todo el país, ahí hará acto de presencia Jesús Ernesto. Eso sería constatar que sí son “diferentes’.

O acudirá a una escuela particular, que no tienen nada de malo.

Incluso algunos clasemedieros que lean esto, estarán de acuerdo en el esfuerzo de muchos padres para que sus hijos asistan a colegios o escuelas de nivel calificado.

Y “sí’’ aspiracioncita’’, porque esa es la pretensión del gasto, no sacrificio.

La SEP, asumirá el mandato.

No se diga los arrastrados diputados del partido fundado a capricho de Andrés Manuel López Obrador: Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Seguirán de tapete, lo bueno es que ya se van y lastima por los “ínclitos’’ senadores morenistas que seguirán tres años más.

Llueva, truene o será

Esa es una más de las frases domingueras del presidente, siempre tan contundente y gracioso, como las que lanza en las conferencias mañaneras en la Ciudad de México o donde se pare y son parte del estudio.

Dicha frase se le atribuye a Luis XIV. Rey de Francia, conocido como: “El Rey Sol’’. Pues nuestro Presidente es el “Rayito de Esperanza’’.

La cuestión es si aplicará su decisión con su hijo.

Llegará a cumplir esto que dice para acudir a su nivel, porque no es preparatoria o vocacional, donde responsables de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) e Instituto Politécnico Nacional (IPN) han dicho, que sería una barbaridad. Y emitieron un rotundo “no’’.

Cualquiera pensaría que el señor Presidente, no entiende que hay casi tres millones de contagiados por el Covid-19.

Que estamos cerca de las 300 mil defunciones constatadas y los que siempre salen a decir que tienen otros “datos’.

Pese a las variantes de la pandemia que va y viene, ante la movilidad mundial, ahora sí que se jodan, nuestros hijos ¿No?.

El “Rayito de Esperanza’’ es como el AJAX con AMONIA, cambia de humor al contacto de la prensa, a excepción de La Jornada.

Claro y las pillerías que lleva a cabo una la tal San Juana, directora de la Agencia Mexicana de Noticia del Estado mexicano (Notimex).

Así es llueva, truene o será en la CDMX.

COMMODATO

En un gobierno de transformación, no se si sea de cuarta o quinta, saber qué a casi dos años de la masacre de Bavispe, Sonora, ocurrida en noviembre de 2019 contra la familia LEBARON, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reconozca que a sus deudos como “víctimas’’, es estúpido enviar a la FGR.

Y que el “huevón’’ del fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, aunque atrajo la investigación “no han hecho nada’’, como en otros casos, la rechace como una “llamada a misa’’, sí es preocupante, porque dónde está la procuración de justicia con otros datos.

¡¡¡Gracias Inútiles!!!


TE PUEDE INTERESAR: Para mí Bejarano y Padierna no representan absolutamente nada: Sandra Cuevas


 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.