Las obras del Interurbano no se detendrán, dice secretario de Obras

Alberto-Cuenca.capital-cdmx.org
Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

El secretario de Obras de la Ciudad, Jesús Esteva, aseguró que la caída de una dovela no detendrá ni retrasará las obras del Tren Interurbano México-Toluca.

Advirtió que habrá sanciones tanto a la empresa responsable de hacer el operativo para instalar la dovela, como al consorcio de supervisión que es responsable de los protocolos de seguimiento.

¿RETRASOS?

Dijo que entre mayo y julio el GobCDMX entregará toda la obra civil para que entonces la Secretaría federal de Infraestructura empiece la instalación electromecánica y la puesta en operación.

En conferencia dijo que la dovela siniestrada ya se volvió a fabricar y en tres días estará lista.

Esteva enfatizó que no habrá retrasos a pesar de que él mismo reconoció que otras estructuras del viaducto elevado llamadas alerones también se dañaron con el desplome de la dovela.

“Están revisando si estos alerones se pueden reparar o hay que bajar las dovelas; vamos a esperar la opinión de los expertos, y si hay que bajar el tramo completo, eso nos significa del orden de dos a tres semanas en hacerlo”, explicó el funcionario.

El secretario de Obras ofreció una conferencia junto con el jefe de gobierno Martí Batres, quien llamó zopilotes y carroñeros al aspirante opositor al GobCDMX Santiago Taboada y a la alcaldesa en Álvaro Obregón Lía Limón por haber acudido ayer al sitio del percance.

FRENTES DE TRABAJO

A decir del secretario de Obras, si se necesitara bajar todo el tramo completo donde ocurrió ella caída de la dovela, ello implicaría abrir un nuevo frente de trabajo.

“Tenemos 25 frentes de trabajo implementados y no nos saca fuera de los tiempos que tenemos proyectados”, aseguró.

Dijo que a pesar del incidente, los trabajos del Interurbano no se han detenido en otros frentes de obra a lo largo de tres kilómetros donde se realiza el mismo proceso de instalación de dovelas como la que cayó.

No obstante, reconoció se deberá esperar a un dictamen de la Fiscalía capitalina para poder continuar con el montaje de ese tipo de estructuras en el punto específico del accidente.

Además se está a la espera de confirmarse que se ha cumplido con todos los protocolos, tanto de certificación de la grúa que se venció al momento de transportar la dovela, como los procesos que se siguen y entre los que está la evaluación de trabajadores.

“Con base en ello se determinará si es una falla en la operación o es una falla en el armado o es una falla; a veces son los estabilizadores de las grúas, en fin, necesitamos esperar el dictamen”, precisó Jesús Esteva.

Sobre la exigencia de vecinos para la verificación de sus hogares, dijo que en 15 días se reunirá con ellos para darle seguimiento a esa petición.

Imprimir artículo Síguenos en Google News