La tribu de Claudia

El Frente Cívico
Luis Eduardo Velázquez Director del diario y semanario digital Capital CDMX

La tribu de Claudia está en proceso de conformación con distintos líderes políticos de la Ciudad de México (CDMX), que emanaron de las filas de René Bejarano, Amalia García y René Arce. ¿Se consolidará?

Luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) obligará a Morena a cumplir sus estatutos y renovarse, la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, busca crear su tribu pese a que Morena las prohíbe.

Tribu es el nombre despectivo que se le dio a las corrientes políticas conformadas el interior del PRD por su poca civilidad para hacer política.

Bejarano, García y Arce fueron líderes de tribus perredistas. Bejarano y García se redujeron en poder desde 2015 y se plegaron a Morena.

Sus cuadros quedaron desperdigados por toda la CDMX y varios se han convertido en nuevos líderes que asesoran en materia política a la Jefa de Gobierno.

Además de que le ayudan a la estrategia política para la construcción de su candidatura presidencial.

Ese grupo se reúne semanalmente con Sheinbaum para avanzar en el proyecto.

Y ahora es el grupo que busca constituirse como la tribu de Claudia en Morena.

La tribu de Claudia 

Esos líderes son Martí Batres, Tomás Pliego, José Luis Rodríguez, los cuales emanan del bejaranismo, pero ahora tienen proyectos propios y su referente está en Andrés Manuel López Obrador y su hijo del mismo nombre.

Los otros son Víctor Hugo Romo, que viene de Amalia García y Julio César Moreno, que desde 2006 se deslindó de Arce y ha hecho una carrera propia.

En el grupo hay otros personajes más bien ligados a Sheinbaum de manera amistosa.

Es el caso de Rigoberto Salgado, quien viene del PRD pero goza de una amistad de Sheinbaum.

Y el último es Carlos Ulloa, quien es un subordinado de la Jefa de Gobierno y por eso lo usa de comodín.

En esos siete personajes se centra el grupo de Sheinbaum que busca darle una mayoría de consejeros electorales para seguir con el control de Morena en la CDMX.

No obstante, Sheinbaum enfrenta dos problemas de cara a la elección del 30 de julio próximo.

El primero es que estos liderazgos que ella reúne tienen conflictos irreconciliables, visiones y formas distintas de hacer política.

Por ello, no se ponen de acuerdo y también al tener proyectos personales podrían abandonarla en cualquier momento.

El segundo es que Ricardo Monreal si juega la elección en la CDMX podría ganar la mitad de los consejeros políticos, en las nueve demarcaciones que Morena perdió el poder, aunque se ve complicado porque el partido, en manos de Pliego, les ha puesto obstáculos y se opera una elección de Estado.

El zacatecano ha leído bien el juego y por eso sus operadores ya han impugnado ante el TEPJF el proceso que echaría abajo la tribu de Claudia.

NOCAUT.

Claudia Sheinbaum se llevó un revés jurídico ante la alcaldesa Sandra Cuevas, quien va ganando la controversia constitucional que promovió ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el decreto de la Policía capitalina que impide a los alcaldes cambiar la cromática de las patrullas.

La Jefa de Gobierno ha dejado claro que va a influir en los ministros de la Corte para que se declare constitucional su decreto.

Sin embargo, el decreto es a todas luces inconstitucional y si los ministros se apegan a derecho y no ceden a presiones políticas, Cuevas, inhabilitada, habrá derrotado a Sheinbaum por la vía legal.

¡Abrazos, no periodicazos!

Síguenos en Google News

Director del diario y semanario digital Capital CDMX
¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.