La lucha por la inclusión

El partido

La lucha por la inclusión. Los movimientos feministas y de la diversidad sexual muestran que la historia de la democracia es el relato continuo de la inclusión ciudadana en las esferas donde se toman las decisiones socialmente relevantes.

Estas formas de acción colectiva proyectan el reclamo permanente de la lucha por la inclusión política, económica, social y cultural de las personas como elemento distintivo del proceso democrático.

Así acontece desde hace siglos cuando se instauró esta forma de gobierno en la ciudad-estado de Atenas, donde se establecieron por primera vez los criterios para ostentar el carácter de ciudadanos de quienes integran la comunidad política.

Posteriormente, el proceso de inclusión continuó durante la Revolución Inglesa de 1688 a través del reclamo de la representación que estableció el sistema parlamentario, mientras que un siglo después la Revolución Francesa de 1789 propició el establecimiento del sufragio universal, directo y secreto.

La inclusión democrática prosiguió con el desarrollo de los sindicatos y la formación de los partidos políticos durante los siglos XIX y XX, favoreciendo mayormente el desarrollo del Estado social y de las libertades de acción, pensamiento y expresión.

Durante el siglo XXI la expansión de este proceso de inclusión democrática ha continuado, ahora reconociendo los derechos culturales e identitarios de las personas y de los grupos asumiendo el carácter pluralista que tienen nuestras sociedades.

Por ello es que la disputa más relevante que divide al universo político contemporáneo, se presenta entre las sociedades abiertas que son diversas, tolerantes y democráticas que se contraponen a las sociedades cerradas, monolíticas y autoritarias.

Solo en una sociedad pluralista la complejidad social se expresa institucionalmente a través de leyes y políticas públicas orientadas a la inclusión.

Estos procesos se presentan como una gama de articulaciones sociales entre diferentes grupos que permiten la expresión de la tolerancia y los acuerdos al interior de la comunidad; también como concepciones del mundo que sostienen y legitiman la pluralidad existente rechazando cualquier concepción autoritaria que pretenda atribuir al Estado el control de la vida social y política; y finalmente, como un pluralismo de los derechos que otorga relevancia al ciudadano al tiempo que promueve el asociacionismo en defensa de sus derechos.

La conjunción de estos procesos permite alcanzar una convivencia pacífica no sobre la base de las diferencias sino y lo más importante, a pesar de tales diferencias, que expresan la multiplicidad de valores, conductas y formas de pensar que existen al interior de cualquier comunidad organizada.

La lucha por la inclusión 

De acuerdo con Norberto Bobbio, el pluralismo en una sociedad es latente y se dice que ella está mejor gobernada cuánto más distribuido se encuentra el poder y mayores son los centros de decisión.

Señala que cuando se habla de una concepción pluralista la referencia es a nuestras sociedades complejas dado que en ellas se forman “esferas particulares” relativamente autónomas que van desde los sindicatos a los partidos, y que la mejor manera de organizar a la sociedad es permitiendo que los diferentes grupos puedan expresarse políticamente y participar en la formación de la voluntad colectiva.

Además, sostiene que una sociedad así constituida es la antítesis de toda forma de despotismo, sin olvidar que las democracias en sentido social y económico extienden y complementan la democracia en sentido político lo que las convierte en más auténticas.

Frente a las crecientes discriminaciones, exclusiones, marginaciones y desigualdades de nuestro tiempo, la política incluyente representa aquel conjunto de decisiones colectivizadas respecto de las necesidades sociales, preferentemente en contextos de dispersión del poder entre grupos anteriormente excluidos de la toma de decisiones.

Por lo tanto, la inclusión democrática se identifica invariablemente con el universalismo de los derechos ciudadanos.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.