Impuesto a los repartidores

Claudia Sheinbaum aseguró que el impuesto a los repartidores de apps no afectará a los trabajadores ni a los usuarios

Impuesto a los repartidores

El gobierno de la Ciudad de México presentó, como parte del Paquete Económico 2022, una iniciativa para cobrar un impuesto a los repartidores del 2%, que se cobrará a las empresas que utilicen plataformas tecnológicas para realizar entregas de paquetería como Uber, Didi o Rappi.

La jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, se reunirán con la Confederación Patronal de la República Mexicana o Coparmex de la ciudad para explicar la propuesta de aplicar 2% de impuesto a las aplicaciones de reparto de comida y mercancías, la cual aseguró que no afectará a usuarios, establecimientos ni trabajadores.

Impuesto a las apps, no a los repartidores

Impuesto a los repartidores

La propuesta implica aplicar un segun ella «micro impuesto» a las apps de reparto de comida y mercancías, lo cual propuso la Secretaría de Administración y Finanzas a través del proyecto de Código Fiscal que envió al Congreso de la Ciudad de México. Sin embargo nueve asociaciones de la industria rechazaron la propuesta de un impuesto a los servicios de entrega gestionados a través de las aplicaciones electrónicas.

Según las asociaciones representantes de Rappi, Uber, Mercado Libre y Didi, este impuesto generará “un impacto negativo directo en la economía de los miles de negocios y repartidores que dependen de estas plataformas”. Asimismo las empresas y asociaciones advirtieron que el impuesto modificaría la estructura de costos de las plataformas, lo que tendrá inevitablemente un impacto en los precios.

En respuesta la jefa de gobierno afirmó que ni los usuarios ni los trabajadores se verán afectados: “Nos vamos a reunir con la Coparmex, le pedí a la secretaría de Finanzas, Luz Elena González, que tiene reunión el día hoy o mañana para explicar eso, y ellos van a estar de acuerdo con nosotros”. Además dijo que el impuesto para plataformas digitales de reparto y entrega de alimentos y mercancías será sobre las ganancias de las empresas.

“No tienen por qué quejarse los empresarios. Primero, por ejemplo, las aplicaciones ya lo tienen el impuesto. Vamos a defender a los trabajadores, que los contratan como socios. A ellos todo nuestro apoyo, toda nuestra solidaridad porque ellos requieren seguridad social y nosotros vamos a buscar, junto con el Gobierno de México, que puedan tenerlo”, dijo la mandataria local.

COPARMEX en contra del impuesto

Impuesto a los repartidores

Para la Coparmex de la Ciudad de México, las propuestas de nuevos impuestos “son inoportunas, en sentido contrario al espíritu de reactivación económica e incoherentes respecto de los propósitos expresados por el propio gobierno de la ciudad en favor del empleo y la actividad productiva. Parece que su prioridad es la recaudación y no la reactivación”.

Las propuestas de nuevos impuestos, contenidas en el Código Fiscal son:

  • Reforma al artículo 164. Propone reformar el párrafo tercero para ampliar el cobro del impuesto sobre hospedaje y establecer obligación solidaria a los propietarios de inmuebles que rentan sus propiedades a través de plataformas tecnológicas tipo Airbnb para incentivar el pago de dicho impuesto.
  • Modificación al artículo 307 TER.  Crea un nuevo impuesto sobre los servicios de entrega gestionados a través de plataformas tecnológicas como Rappi, Uber Eats, Didi Food, Jüsto, entre otras.
  • Reforma al artículo 134. Impone un impuesto a actividades, actos, eventos o exhibiciones artísticas, musicales, deportivas, taurinas, cinematográficas, teatrales o culturales transmitidas de forma digital y en las que haya el cobro de una cuota o aportación económica de por medio.

Sobre la negativa a su propuesta de la Coparmex CDMX, la jefa de gobierno comentó que se reunirá con el organismo empresarial para poderles explicar las razones de los impuestos.

“Y ellos van a estar de acuerdo con nosotros porque no es ni a los establecimientos y menos a los trabajadores y menos a los usuarios, es sobre las ganancias, que son alrededor del 40%, imagínense, lo que se paga que sale fuera del país”, indicó Sheinbaum.

“La mayor parte de estas aplicaciones se lleva sus ganancias fuera del país y no deja nada en México; entonces, es justamente a eso a donde se quiere, se está aplicando, es algo que incluso a nivel internacional se está planteando”, señaló la mandataria para defender la propuesta de nuevos impuestos a los repartidores o apps, tema en el que el Congreso tendrá que decidir a más tardar el 15 de diciembre.

apps

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.