Ifigenia Martínez: la cercanía y la distancia

Grupo Plural: buscando el centro político

La cercanía y la distancia. La senadora Ifigenia Martínez observa el rumbo de México con la satisfacción de haber culminado lo que inició hace 30 años, cuando junto con Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, fundaron la Corriente Democrática del PRI.

El tiempo transcurrido lo es también el de nuestra consolidación democrática, donde la alternancia del poder adquirió normalidad.

Y en un contexto en el que se edificó un sistema electoral confiable y eficiente.

Por eso es relevante que le hayan otorgado el máximo reconocimiento del Estado Mexicano.

Al hacerlo se fortalece el relato democrático, a la vez que se le valora y pondera.

¿Cómo explicar, si no es dentro del proceso de consolidación democrática lo que ahora mismo ocurre en el país?

Vale la pena recordar cómo eran las cosas en el tiempo del partido dominante, con una pluralidad escasa.

Y con enormes dificultades de la oposición para llegar al poder.

No nos engañemos, no dejamos atrás el paraíso, no era México un país de libertades plenas bajo el yugo del poder presidencial que adquirió su forma y facultades extra constitucionales en el periodo posrevolucionario.

Y que solo las perdió, por medio del establecimiento de pesos y contrapesos, de reglas para moderar el ejercicio del poder.

La alborada democrática es obra de personalidades como la de Ifigenia Martínez.

Pero también de otros liderazgos, como el de Carlos Castillo Peraza o Jorge Carpizo, por nombrar solo a dos indiscutibles.

La cercanía y la distancia

Para Ifigenia Martínez, al momento de recibir la medalla Belisario Domínguez, estamos en un proceso de transformación que impulsa un gobierno democrático de izquierda.

Podemos diferir de su diagnóstico y de la descripción del grupo que gobierna, pero nadie pude regatear méritos a la senadora y quien además tiene el derecho de estar complacida.

Pero, como política inteligente que es, sabe que existen acechanzas y por ello recordó que se debe respetar la división de Poderes, sin amenazas ni presiones.

Toma distancia y argumenta que se debe transitar por los parlamentos abiertos para generar acuerdos.

Propone, inclusive, la creación de un Consejo Económico y Social, de carácter plural que ayude a transitar los mares embravecidos de la coyuntura actual.

Es curioso, tres décadas después de que inició el peregrinar de la senadora Martínez, dos de sus compañeros de proyecto están alejados de la Cuarta Transformación.

Porque ni Cárdenas ni Muñoz Ledo han encontrado el acomodo que funcione en una tarea de construcción, de elaboración de un proyecto progresista para el futuro del país.

No es que sean opositores a López Obrador, pero están lejos de ser sus más entusiastas respaldos.


TE PUEDE INTERESAR: Concordia

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.