Elon Musk pausó compra de Twitter por cuentas falsas

El dueño de Tesla analizará la información sobre ‘bots’ en la red social, esto produjo la caída de las acciones de Twitter

Elon Musk pausó compra de Twitter por cuentas falsas. Elon Musk tuiteó este 13 de marzo que su adquisición de Twitter por 44 mil millones de dólares está “temporalmente suspendida”. Al menos, hasta que el multimillonario reciba más información sobre la cantidad de cuentas falsas existentes.

Tras el anuncio que Musk tuiteó muy temprano este viernes que el acuerdo se suspendía, Twitter se desplomó 20 por ciento con respecto a sus operaciones previas a la comercialización.

Twitter dijo en sus últimos resultados trimestrales “que el promedio de cuentas falsas o spam durante el primer trimestre de 2022 representó menos del 5 por ciento de nuestros usuarios activos diarios mensuales durante el trimestre”. Sin embargo, Twitter informó que aplicó un “juicio significativo” a su última estimación y que el número real podría ser mayor.

La lucha contra las cuentas falsas formó parte de la piedra angular del intento de Musk por reformar Twitter. En un comunicado que anunció su acuerdo para comprar la compañía el mes pasado, reveló que quería derrotar a los bots de spam, autenticar a todos los humanos y hacer que sus algoritmos fueran de código abierto. Musk también dijo que le gustaría hacer de la plataforma un bastión de la libertad de expresión, quitando las barandillas de la moderación de contenido.

Actualmente, los bots fueron permitidos en Twitter, ya que, según la política de la empresa, se supuso que dichas cuentas indicaron que estaban automatizadas. La plataforma incluso promovió y lanzó una etiqueta para los bots “buenos”, como @tinycarebot, una cuenta que tuitea recordatorios de cuidado personal. Sin embargo, los bots de spam no están permitidos y la empresa tiene políticas destinadas a combatirlos.

Elon Musk pausó compra de Twitter por cuentas falsas

Las dudas de que Musk pueda lograr su adquisición de Twitter se incrementaron. También surgió el rumor de que el empresario podría considerar reducir el precio de su oferta por el sitio de microblogging.

“También surgirán dudas sobre si las cuentas falsas son la verdadera razón detrás de esta táctica dilatoria”, dijo Susannah Streeter, analista senior de inversiones y mercados de Hargreaves Lansdown.

“Dado que promover la libertad de expresión en lugar de centrarse en la creación de riqueza parecía ser su objetivo principal”, agregó refiriéndose a la adquisición.

“El precio de 44 mil millones de dólares es enorme, y puede ser una estrategia para retroceder en la cantidad que está dispuesto a pagar para adquirir la plataforma”, aseguró.

La adquisición propuesta incluyó una tarifa de ruptura de mil millones de dólares para cada parte, que Musk tendrá que pagar si termina el trato o no entrega los fondos de adquisición como prometió. Se desconoce si la actualización de Twitter sobre la cantidad de cuentas falsas, si es materialmente superior al 5 por ciento, desencadenaría la llamada cláusula de efecto adverso material, liberando a Musk de la tarifa de ruptura.

El diferencial del acuerdo ofreció una indicación de cuánto Wall Street cree que se completará la adquisición. Este diferencial aumentó aún más el jueves a 9.11 dólares desde 8.11 dólares en la sesión anterior. Fue el nivel más amplio desde que el multimillonario lanzó su oferta el mes pasado para comprar Twitter por 54.20 dólares, y el doble de lo que era la semana pasada cuando anunció un compromiso de financiamiento de aproximadamente 7.1 mil millones.

Movimientos en Twitter

El último tuit de Musk llegó pocas horas después de la noticia de que Twitter estaba congelando la contratación como parte de los esfuerzos de reducción de costos previos al acuerdo. Dentro de lo movimientos que planteó la plataforma, se irán dos de los principales líderes de Twitter. Kayvon Beykpour, jefe de productos de consumo, y Bruce Falck, a cargo de productos de ingresos, fueron invitados por el director ejecutivo Parag Agrawal a dejar la compañía. Esto fue confirmado más tarde por los dos ejecutivos en publicaciones separadas.

Estos cambios solo alimentan el estado actual de limbo que Twitter mantiene mientras se encuentra a la espera un nuevo propietario.

Hindenburg Research, una firma de investigación de inversiones enfocada en la venta en corto de activistas dijo el lunes que notaba un “riesgo significativo” en la oferta propuesta por Musk. Está oferta podría demandar un nuevo precio más bajo.

Los analistas ajustaron su perspectiva debido al derrumbe en curso de las acciones de tecnología; los débiles resultados del primer trimestre de Twitter; la actualización de varios años de números de usuarios; y la posibilidad de que Musk venda su participación del 9 por ciento si el acuerdo no se concreta.

A Musk le falta dinero

Fuera de las dudas sobre el alcance de los bots de spam en la plataforma de Twitter, el hombre más rico del mundo trabajará para asegurar el dinero y completar el trato. Musk mantuvo conversaciones con inversionistas para recaudar suficiente capital y financiamiento preferencial para eliminar la necesidad de cualquier préstamo de margen vinculado a sus acciones de Tesla. Como sugieren personas con conocimiento del mercado.

Recientemente reveló 7.1 mil millones de dólares en compromisos de capital de inversores como Larry Ellison, Sequoia Capital, Qatar Holding y el príncipe saudí Alwaleed bin Talal. Fue este último el que incorporó sus acciones de Twitter al acuerdo.

“Musk nunca ha tenido la financiación completa, lo sabemos por sus constantes intentos de obtener apoyo financiero, pero también tenía todas las cartas”, apuntó Neil Campling, jefe de investigación de TMT en Mirabaud Equity Research.

“La junta de Twitter ha sido rehén y solo ellos tienen la culpa de este lío. No surgirá ningún otro comprador; si Musk decide que todavía está interesado, puede nombrar su precio y no será más alto”, aseguró.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.