El negocio de los sismos CDMX

El Frente Cívico
Luis Eduardo Velázquez Director del diario y semanario digital Capital CDMX

El 19 de septiembre es un día que ha cambiado la historia de la Ciudad de México (CDMX). Los sismos han beneficiado los bolsillos de la clase política gobernante subordinada al cártel inmobiliario.

En 1985 le dio vida a los grupos de la izquierda que lo usaron como bandera política para democratizar la capital del país.

La mayoría de esos liderazgos derivaron en grupos políticos que ahora se dedican al negocio de la vivienda social.

Todos ellos están en Morena, el partido en el gobierno, y antes estuvieron en el PRD.

En el 85 la salida de los priistas como Manuel Camacho Solís fue crear el Instituto de Vivienda (Invi).

Con el Invi se saldó la reconstrucción, pero degeneró en el negocio de los políticos de “izquierda”.

Hace cinco años otro terremoto destruyó parte de la CDMX y nunca se quiso confiar en el Invi para reconstruir los hogares destruidos.

Apostaron a un modelo privado que fracasó y eso dio pie a que se construyera la narrativa del robo del siglo del gobierno de Miguel Ángel Mancera.

Incluso el ex comisionado de la Reconstrucción Edgar Tungüi está preso porque presuntamente desvió  recursos públicos en las demoliciones de los predios dañados.

El negocio de los sismos 

La reconstrucción en el gobierno de Claudia Sheinbaum prometió con César Cravioto se pondría fin al negocio y un alto al cártel inmobiliario.

Han pasado cinco años y el saldo es el mismo: la reconstrucción fracaso y el gobierno está subordinado al cártel inmobiliario.

El colectivo Damnificados Unidos de la Ciudad de México asegura que hay miles de familias siguen fuera de casa y al menos 26,023 inmuebles “han sido excluidos de la atención del Estado sin ninguna explicación.

“Después de 1,826 días, podemos sostener con tristeza que la reconstrucción ha fracasado en la Ciudad de México”.

Afirman que Sheinbaum le apuesta a la confusión y por eso dejaron de ofrecer cifras por inmueble y ahora lo hacen por vivienda “dando la impresión de un avance mayor al real”.

“En su Portal de Reconstrucción señalan que, de un universo de 22,187 viviendas afectadas por el sismo, se han entregado ya 12,773. Por lo tanto, después de 4 años de gestión de Claudia Sheinbaum, casi la mitad de las viviendas que reconocen como dañadas por el sismo siguen sin ser recuperadas. Sin que ello les impida mentir en declaraciones públicas presumiendo un falso avance de casi el 80%”.

El fracaso lo advierten porque el gobierno de Sheinbaum ya sólo reconoce 11,108 inmuebles cuando, en el censo publicado el 5 de febrero de 2019 sostenían haber identificado 26,6721.

Incluso el 14 de septiembre de 2021, informaban de otros 7,148 inmuebles con daños por el sismo.

“Es decir que, de 33,820 inmuebles perjudicados por el terremoto ya solamente se atenderá a la tercera parte”, sostienen los damnificados.

Y aseguran que eso significa un avance real del 23% en la reconstrucción y de seguir a ese paso, se demorarían 13 años más en recuperar la totalidad de las viviendas damnificadas.

La 4T y el cártel inmobiliario 

Los Damnificados Unidos advierten además otra realidad: los gobiernos han usado la reconstrucción principalmente para beneficiar al llamado cártel inmobiliario, permitiendo a las empresas constructoras cobrar altas sumas y entregar trabajos de mala calidad.

Y denuncian otros excesos de Cravioto como el de Alfonso Reyes 188.

“Este edificio de 6 departamentos en la Hipódromo Condesa fue dictaminado para rehabilitación, sin embargo, el ex comisionado César Cravioto, antes de votar la reconstrucción para hacerse senador, promovió hasta lograrlo que el edificio fuese derrumbado y sumado a la redensificación permitiendo la construcción de 3 departamentos de lujo para vender.

“Se adjudicó la obra a favor de la empresa Ya’ab Grupo Constructor, S.A. de C.V. que no tuvo necesidad de demostrar ninguna capacidad técnica ni financiera.

“El Gobierno benefició a esta empresa con cubrir la inversión para iniciar la construcción en agosto de 2021. Un año después, la obra está detenida pues la empresa se acabó el dinero público y resultó carecer de capacidad financiera para seguir los trabajos”.

Las evidencias están a la vista. La reconstrucción en la 4T se usa con fines de lucro y políticos.

No entienden que la vida de las personas no es juego. La historia los juzgará.

NOCAUT.

En el Senado de la República, la oposición le dio un revés a Andrés Manuel López Obrador al frenar la militarización.

La 4T se está exhibiendo con su ánimo de demoler la democracia.

De seguir por esa ruta, cada día más se alejan de retener la CDMX como un bastión de la izquierda.

¡Abrazos, no periodicazos!

 

Síguenos en Google News

Director del diario y semanario digital Capital CDMX
¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.