El IECM de Sheinbaum y…

Luis Eduardo Velázquez Director del diario y semanario digital Capital CDMX

El IECM de Sheinbaum. Construir al Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) permitió democratizar a la capital del país en 1997.

Fueron los políticos de “izquierda”, antes en el PRD, la mayoría ahora en Morena, los que trabajaron después en tener un órgano constitucional autónomo.

Eso no quita que los anteriores Jefes de Gobierno de la CDMX no hayan caído en la tentación de someter al Instituto.

Pero el IECM ha resistido y significado un límite a los gobernantes que buscan centralizar el poder.

Ahora que Morena asumió el poder, no pudieron evitar el caer en la tentación autocrática.

Por ello, quieren un IECM sometido que mendigue presupuesto y haga sus labores especializadas sin recursos.

El IECM de Sheinbaum 

La jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, empezó su embestida a la democracia con la eliminación de los comités de participación ciudadana en 2020.

Ahora va por acortar el presupuesto del IECM con el objetivo de centralizar el poder en la Presidencia del órgano electoral, que está en manos de Patricia Avendaño.

Y ahí es donde la situación se pone más compleja porque Avendaño es pareja parental del consejero Jurídico de Sheinbaum, Néstor Vargas.

De hecho, los panistas afirman que la redacción de la reforma electoral de Sheinbaum salió de la oficina de Vargas, ex consejero electoral del IECM.

Y eso le da otro sentido al conflicto porque revela que el problema de fondo no es el presupuesto porque se haría una economía de unos 52 millones de pesos.

La reforma electoral de Sheinbaum va en la lógica de la de Andrés Manuel López Obrador, de desmantelar a los institutos electorales para que puedan controlar las elecciones venideras como la de 2024. Lo hace así porque no lograrán la reforma electoral federal.

Al centralizar el poder en el IECM, Sheinbaum no solo va a generar más desempleo y meterá en crisis a los partidos con el faltante de prerrogativas en septiembre, sino que meterá la mano en la próxima elección en la que Morena tiene la expectativa de una derrota.

Es momento de que la oposición defienda sin mezquindad al IECM y evite que Sheinbaum sepulte la democracia.

NOCAUT.

En Coyoacán, donde gobierna Giovani Gutiérrez, comienza el temor de que se consolide el ánimo privatizador del alcalde.

Comenzó por su aval al proyecto del Estadio Azteca, donde respalda a Claudia Sheinbaum, pese a que se define panista.

Ese proyecto ha dado una concesión de agua, que falta en la demarcación, a Televisa.

Ahora hay preocupación de los vecinos de Coyoacán en su intentona de privatizar las calles del Centro Histórico de la demarcación que busca entre otras cosas un beneficio al comercio informal.

¡Abrazos, no periodicazos!

Síguenos en Google News

Director del diario y semanario digital Capital CDMX
¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.