Directora oaxaqueña gana premio Ariel a mejor ópera prima

Nudo Mixteco gana la categoría a mejor opera prima en los premios Ariel

Premios Ariel: La ceremonia de premios cinematográficos más importante de México reconoció a la cineasta Ángeles Cruz por su primer largometraje. 

El pasado 11 de octubre, el evento organizado por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) premió lo mejor del cine mexicano del pasado ciclo. 

Entre estos, la cineasta y actriz de origen oaxaqueño, Ángeles Cruz se llevó la estatuilla por mejor ópera prima. 

Tras recibir el galardón, Cruz, de pie sobre el podio de la ceremonia, expresó un discurso de agradecimiento en mixteco. 

Directora oaxaqueña gana premio Ariel a mejor ópera prima

«El cine se hace en comunidad. A todas las compañeras y compañeros que participaron en la película sin ustedes esto no hubiera sido posible.  

“A mi comunidad, Villa Guadalupe Victoria donde también hacemos cine», declamó. 

Con este reconocimiento, Cruz espera que el cine deje de ser limitativo y continuó incitando a que todas aquellas voces que sueñan con relatar realidades se escuchen. 

«Habemos muchos mexicanos y desde las comunidades también estamos contando historias», utilizó para cerrar. 

¿De qué trata Nudo Mixteco? 

La trama de Nudo Mixteco transcurre a lo largo de las fiestas patronales de San Mateo, la población de la mixteca oaxaqueña que reinventa a Villa Guadalupe Victoria. 

Durante el festival, María, Esteban y Toña regresan a la comunidad de la que a habían emigrado años atrás. 

De esta forma, su reencuentro dará paso a una serie de situaciones que se desarrollan paralelamente durante el mismo periodo. 

María, interpretada por Sonia Couoh, una trabajadora del hogar en la Ciudad de México, regresa para dar santo sepulcro de su madre. 

Sin embargo, el regreso a sus orígenes la obligará a confrontarse con el rechazo de su padre hacia su identidad sexual. 

El personaje del reconocido Noé Hernández, Esteban, vuelve de Estados Unidos tras tres años persiguiendo su pasión junto a su clarinete. 

Y, una vez de vuelta, descubre que su esposa, Chabela (Aída López), tiene una nueva relación. 

Finalmente, Toña, personaje adaptado por Myriam Bravo, quien ejerce como comerciante en la ciudad, regresa para arrebatar a su hija del regazo de su tío quien, a la edad de su vástago, abuso de ella sin que su madre se percatase de la dolencia que la acompañaría por el resto de su vida.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.