Deja cargo en Sedema polémica funcionaria señalada de apoyar proyectos privados

Alberto-Cuenca.capital-cdmx.org
Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

Entre las sombras, la polémica directora de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental, Lilian Guigue Pérez, dejó el cargo en la Sedema CDMX.

Sobre las razones que llevaron a la salida de la controvertida funcionaria, hubo un silencio total en la Secretaría de Medio Ambiente capitalina.

Lilian Guigue dejó el cargo en medio de un creciente rechazo a su gestión por parte de colectivos y grupos vecinales de toda la Ciudad.

Mientras estuvo en el puesto, la acusaron de favorecer intereses privados generadores de especulación inmobiliaria, desorden urbano y gentrificación.

Entre esos grupos comenzó a circular la versión de que la hoy ex funcionaria dejó la Sedema para irse a laborar con los inmobiliarios de Fibra Uno, quienes desarrollan el cuestionado proyecto de Mítikah en el pueblo de Xoco.

Hace tres meses vecinos realizaron una marcha de protesta contra Lilian Guigue en calles del Centro Histórico, la cual culminó frente al edificio del GobCDMX.

Acusaron ahí a la funcionaria de ser la operadora directa de negocios privados dentro de la Secretaría de Medio Ambiente.

En esa marcha participaron integrantes del colectivo Encuentro por la Defensa del Territorio de Pueblos, Barrios y Colonias de la CDMX.

Hubo ahí habitantes de Xochimilco, Coyoacán, Tlalpan, Cuauhtémoc, Gustavo A Madero y Azcapotzalco.

Estuvieron vecinos del pueblo de Xoco, de la colonia Roma, de Santa Úrsula, de Santa Isabel Tola, entre otras comunidades.

LA SALIDA

En el directorio de la Sedema dejó de aparecer Lilian Guigue como titular de la Dirección General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental.

En su lugar está Julio César García Vergara, quien se desempeñaba como responsable de la Unidad de Transparencia de la propia Sedema.

Al área de prensa de esa Secretaría que encabeza Marina Robles se le solicitó información sobre las razones de la salida de Guigue Pérez.

Se cuestionó al área de prensa si fue una renuncia o una destitución y si la salida obedeció a la presión de las organizaciones vecinales que marcharon hace tres meses.

La respuesta fue el silencio, pues el equipo de prensa de Marina Robles ni siquiera respondió a la petición.

En una búsqueda general dentro de todo el directorio de Sedema (incluidas todas las direcciones y área) ya no aparece el nombre de Guigue Pérez.

ÚLTIMOS EVENTOS

La misma área de prensa de la Sedema difundió en comunicados las últimas actividades públicas de Lilian Guigue.

El 30 de abril participó en un recorrido del Comité de Humedales por el puente vehicular de Periférico y Cuemanco.

Ahí mostró a integrantes de ese Comité los trabajos de restauración del humedal localizado en el bajo puente de esa obra vial.

Es de recodar que dicha obra generó una lucha vecinal para impedir la tala de árboles y la destrucción del humedal que se dañó con el puente vial.

Los vecinos opositores al puente acusaron en su momento a Lilian Guigue de maniobrar para impulsar el desarrollo de esa obra vehicular que realizó la constructora Grupo Idinsa.

EN XOCO

La última actividad de la polémica funcionaria se reportó el 1 de mayo cuando realizó una visita al pueblo de Xoco.

Ahí anunció  el inicio de los trabajos para la reconstrucción del centro de salud de esa comunidad.

En el sitio la funcionaria destacó que esa obra es parte de los trabajos de mitigación que realiza Fibra Uno como parte del proyecto Mítikah.

Ahí destacó la labor de los vecinos, pero lo que no dijo es que un bloque de esos colonos se opone rotundamente al proyecto de Mítikah.

Para señalar la depredación inmobiliaria en su comunidad, esos vecinos ponen como ejemplo la calle Real de Mayorazgo, un espacio público que se privatizó ilegalmente y ahora es parte del centro comercial de Mítikah.

Síguenos en Google News

Reportero en Capital CDMX
¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.