¿Cuál fue el primer arcade de la historia?

Foto del avatar
Tabata Rodríguez Muñoz Redactora en Capital CDMX.

¿Cuál fue el primer arcade de la historia?

Hoy en día, las máquinas electrónicas recreativas se pueden encontrar en múltiples espacios.

Por ejemplo, dentro de salones de juego o arcades, pero también en los casinos, donde es común practicar blackjack online o apostar en tragamonedas, como también divertirse en la ruleta digital y el video póker.

Sin embargo, mucho tiempo antes de los aparatos digitales para juegos, existió una máquina pionera.

En un lejano 1971 hizo su aparición Galaxy Game, el primer ordenador fabricado con fines comerciales o, en otras palabras, el primer arcade.

Orígenes del espacio

Si el año 1971 parece lejano, la idea estructural del primer arcade entonces remonta a la prehistoria.

Todo comenzó en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en los comienzos de la década de 1960.

Los orígenes de los videojuegos se ubican en las universidades, principalmente por dos razones: por un lado, las computadoras eran costosas y pocos establecimientos contaban con ellas; por el otro, los estudiantes de tecnología contaban con conocimientos para desarrollarlos.

Fue así que el científico Steve Russell, junto con otros dos compañeros, crearon Spacewar en 1962.

Eran aficionados a las novelas de ciencia ficción y lo trasladaron a las pantallas primitivas.

El juego consistía en una guerra entre dos jugadores, ambientada en el espacio exterior y con dos naves que se disparaban pequeños puntos como rayos.

Si bien la creación repercutió en los pasillos universitarios y se divulgó, no llegó a comercializarse.

Pero sirvió como una importante base para la pronta evolución de los videojuegos.

Reviviendo la guerra arcade

Después de la experiencia inicial de Spacewar, junto con otros prototipos de videojuegos, como Nimrod, Tennis for Two y OXO, dos ingenieros graduados de la Universidad de Stanford decidieron reversionar el entretenimiento de las naves espaciales.

Aunque los ordenadores seguían siendo accesibles únicamente en los campus educativos, las nuevas tecnologías comenzaban a abaratar los costos, por lo que el objetivo de estos ingenieros era crear la primera máquina de videojuegos comercial.

Así nació Galaxy Game. La intención de sus creadores, Bill Pitts y Hug Tuck, era mantener el nombre original de Spacewar, pero su país se encontraba en medio de la guerra de Vietnam, por lo que esa palabra no estaba siendo muy aceptada en el ambiente universitario.

En 1971 terminaron la primera versión y, al año siguiente, se instaló el primer arcade de la historia en una cafetería cerca del campus de Stanford.

Éxito y caída

La repercusión de la máquina fue bastante grande.

Los estudiantes hacían largas colas para jugar algunas fichas, que tenían un valor de 10 centavos de dólar. Así transcurrieron 7 años.

Sin embargo, en 1979, la máquina fue retirada porque se había desgastado, y el objetivo comercial de los creadores no pudo cumplirse.

Esto se debió a que el precio de la ficha era demasiado barato en comparación con los costos de producción.

Pero, nuevamente, sentaron las bases para la tecnología posterior de los ordenadores destinados a juegos.

Unos pocos años después, toda la generación de jóvenes pasaría sus días dentro de los establecimientos de arcade.

En cuanto al Galaxy Game, su popularidad le dio la oportunidad de volver a existir casi dos décadas más adelante.

Digna de museo

En 1997 se diseñó una máquina similar a la original, y se instaló en el Departamento de Informática de Stanford.

Allí duró un tiempo, para luego ser trasladada al Museo de Historia de la Computación, ubicado en California.

Hasta el día de hoy se puede apreciar esta importante creación, que estableció el inicio del desarrollo comercial de los videojuegos.

Imprimir artículo Síguenos en Google News