Campaña ilegal disfrazada de revocación

Campaña ilegal disfrazada de revocaciónLa Ley Federal de Revocación de Mandato se aprobó el 3 de septiembre de este año.

Apenas con los tiempos necesarios para realizar este ejercicio democrático ciudadano en marzo del próximo año.

Esta ley tiene por objeto regular y garantizar el derecho político de la ciudadanía a solicitar, participar, ser consultados y votar por la revocación de mandato de la persona que popularmente resultó electa como Presidente de la República.

Sin embargo, como todo lo que toca Morena y sus aliados políticos, se ha convertido en un instrumento propagandístico más de la autodenominada 4ª Transformación, ejecutada a diario desde el púlpito de Palacio Nacional.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que López está legalmente imposibilitado para opinar o informar acerca de la consulta de revocación de mandato.

Pero, en una muestra más de ignorancia y soberbia, al desacatar el ordenamiento judicial.

Así, no será extraño que un día sí, y el otro también, hasta los primeros días de abril, el inquilino de Palacio siga haciendo lo que mejor sabe hacer: campaña.

Y lo hará bajo el pretexto de promover la consulta de revocación.

¿Estás de acuerdo en que (nombre), Presidente/a de los Estados Unidos Mexicanos, se le revoque el mandato por pérdida de confianza o que siga en la Presidencia de la República hasta que termine su periodo?

Es la pregunta que el poder legislativo aprobó por mayoría y el PAN atinadamente votó en contra.

Campaña ilegal disfrazada de revocación

Sin embargo, desde ahora, en las mesas de recepción de firmas, los seguidores de López hacen también lo que mejor saben hacer, mentir y manipular.

Los factores de distracción no son nuevos, son la principal característica de este gobierno.

Ante su incapacidad para resolver los verdaderos problemas que afectan a la ciudadanía.

La manipulación de la opinión pública es lo que mejor sabe hacer López, Morena y sus aliados políticos PT y PVEM.

Las mesas receptoras de firmas promovidas por Morena, presentan una pregunta sesgada que dice: “firma para la ratificación”.

Y omite la palabra revocación. Más grave aún, están colocadas cerca de oficinas donde se entregan apoyos sociales.

Así lo ha documentado el PAN y a través de la senadora Kenia López, ya se presentó la denuncia ante el INE.

El objetivo es que se retiren estos “módulos proselitistas”.

Esta consulta ciudadana, si bien es un instrumento válido en una democracia con una ciudadanía bien informada, se transforma así en un instrumento de manipulación y propaganda política.

Es además, una forma de debilitar al INE, pues con un recorte a su presupuesto de casi cinco mil millones de pesos, será el encargado de organizar dicha consulta sin los recursos suficientes para tal efecto.

En resumen, un instrumento democrático legítimo y legal, se está utilizando como un instrumento de propaganda política.

Se hace para satisfacer el capricho y ensanchar el ego de López Obrador.

Veremos que resuelve al final la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La Ley de Revocación de Mandato, así como fue aprobada irresponsablemente por Morena, ha sido impugnada por el PAN.

Mientras las hordas de Morena, están en las calles de manera ilegal, engañando descaradamente a las personas.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.