AMLO impone dirigente de Morena en la CDMX

El acuerdo de Miguel Ángel con Sheinbaum.
Luis Eduardo Velázquez Director del diario y semanario digital Capital CDMX

AMLO impone dirigente en la CDMX. El objetivo del Presidente es recuperar su bastión, que perdió con Claudia Sheinbaum el 6 de junio de 2021.

Morena ha dejado claro que es un partido hermético que emula le mismas prácticas que el PRI.

El partido que mantuvo un régimen autoritario por más de 80 años y donde no se hacía nada más que la voluntad del Presidente.

Esa misma hegemonía cerrada es la que ahora marca Andrés Manuel López Obrador.

Y ahora siendo el primer Moreno de México tomó la decisión de ordenar la designación directa de Tomás Pliego como presidente de Morena en la CDMX.

Pliego está en el equipo de Claudia Sheinbaum por encargo de López Obrador y ahora lo extrajeron para tratar de revivir el muerto.

Morena como partido en la CDMX está muerto desde que Martí Batres dejó la dirigencia. Desde entonces todas las designaciones se hacen por el dedazo de López Obrador.

AMLO impone dirigente en la CDMX

Tras la derrota del 6 de junio en la CDMX, por dejarse el futuro del partido en manos de Claudia Sheinbaum, López Obrador se ha puesto a trabajar en enderezar el rumbo.

Pero no porque le interese la CDMX que ha sido su bastión, sino porque le preocupa que se logre la revocación del mandato en marzo de 2022 y sabe que en la capital del país lo lleva perdido.

Por eso rompió el acuerdo que se había trazado de dejar el partido en manos del monrealista Néstor Núñez que está por irse al desempleo, aunque ya le preparan hueso.

Tras la derrota, López Obrador había trazado la ruta de evitar el choque entre Claudia Sheinbaum y Ricardo Monreal, pero para ello debía hacer ajustes que integraran a todos los grupos.

Sin embargo, la ruta ya está cantada y es todo para Sheinbaum y nada para Monreal.

Por eso se impuso a Tomás Pliego que viene de la mano de López Obrador desde 2008.

Su tarea no es apuntalar a Sheinbaum, sino recuperar el trabajo con las bases para que López Obrador no pierda la revocación.

En marzo de 2022, en teoría, el partido renovará dirigencia de forma “democrática”, pero ahora la tarea es recuperar el obradorismo que Sheinbaum dejó ir.

Por esa razón, la dirigencia nacional de Morena, subordinada a López Obrador, procesó el 22 de septiembre la designación (dedazo) de Tomás Pliego y desecharon al inútil Héctor Ulises García Nieto.

Pliego es el hombre de las causas perdidas. En 2008 lo mandaron a crear Morena en Coahuila en el moreirato y tuvo avances. Luego fue a Guanajuato y no logró el triunfo pero sí un avance.

Ahora su misión es recuperar el obradorismo y salvar a López Obrador si hay revocación de mandato. Ayer bajaron la noticia de su llegada a las bases. ¿Lo logrará?

El Presidente sabe que no es tarea fácil y por eso ya arrancó campaña en la CDMX.

NOCAUT.

La persecución de científicos del Conacyt por parte de la 4T ha sido un fracaso.

Ahora ya enredaron a la hija de Claudia Sheinbaum que goza de becas millonarias.

Nadie duda de los méritos de la familia Imaz-Sheinbaum, pero sí dejan constancia de su doble moral.

Son los que predican con la izquierda y cobran con la derecha.

¡Abrazos, no periodicazos!


TE PUEDE INTERESAR: Conacyt y la traición de los canapés

Síguenos en Google News

Director del diario y semanario digital Capital CDMX
¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.