Aguascalientes hace historia: primer magistrade en Tribunal Electoral

Aguascalientes hace historia con le primer magistrade registrado en por el Pleno

La lucha por el respeto hacia la identidad de género ha rendido frutos dentro del Tribunal Electoral del Estado de Aguascalientes. 

El peso de este logro cae sobre los hombros del doctore Jesús Ociel Baena Saucedo, quien se ha convertido en le primer magistrade dentro de un tribunal mexicano. 

Entre diversos invitados y banderas LGBTTTIQ+, el órgano electoral legalizó la posición de Baena, marcando una acción sin precedentes sobre la visibilización del género no binarie en México. 

Sucediendo a la licenciada Claudia Eloisa Díaz de León, la ocupación del cargo refiere a Baena una máxima responsabilidad dentro del Tribunal. 

Aguascalientes hace historia: primer magistrade en Tribunal Electoral 

Así, estas acciones fungen como piedras angulares para la promoción de la normalización de la diversidad identitaria. 

Ya que la participación de distintos integrantes de la comunidad dentro la esfera política promueve la atención a las necesidades de estos grupos minoritarios. 

Lo anterior fue expuesto por la magistrada Laura Hortensia Llamas Hernández durante la sesión. 

Al señalar que “en estos días en los que nos enfrentamos a una sociedad en constante cambio y evolución.  

“Se necesitan personas que escuchen, entiendan y atiendan las demandas de los grupos vulnerables de acuerdo a lo que mandatan las leyes”. 

Con la toma de posesión del magistrade, Aguascalientes abre las puertas a otras realidades dentro de la legislación y, por ende, de la sociedad mexicana. 

Llamas continuó celebrando el acierto del Pleno al considerar que la integración de juzgadores con perspectiva de género resulta imprescindible para un ejercicio jurídico justo. 

De esta forma, contar con especialistas en diversos temas que intervienen en la dinámica social ayuda al combate de las desventajas estructurales. 

Por lo que respecta a Baena, le Dre. tomó responsabilidad del movimiento que inició al tiempo que el Pleno le reconoció como le primer funcionarie no binarie que se integra a las salas. 

Así, con una sonrisa de labios rojos, tacones y falda tableada, Baena colocó literal y metafóricamente la bandera LGBTTTIQ+ dentro de la legislación. 

Imprimir artículo Síguenos en Google News