Ya pa qué. Otro refrito

El temible Covid financiero al acecho

Ya pa qué. La reaprehensión de Rafael Caro Quintero, sin duda es una noticia sobresaliente al ser uno de los barones históricos del narcotráfico en México desde la década de los 80 y más cuando en una gira presidencial en Estados Unidos no se logró nada.

Allá el arrendador de Palacio Nacional a quien ya dentro de poco se le acabará en contrato, ha sumado loas de algunos sectores estadounidenses y del vaquero-embajador en nuestro país, Ken Salazar, quien felicitó a la Secretaría de Marina Armada de México (Semar).

El presunto narcotraficante, ubicado por el olfato de un binomio canino, al frente de perro de nombre “MAX’’, lo descubrió escondido en las milpas, ahora cuenta con 70 años, liberado hace casi una década por pifias del personal del Poder Judicial de la Federación (PJF).

Desde su salida, aludiendo que había cumplido con su condena por delitos federales y la entonces Procuraduría General de la República (PGR), hoy convertida Fiscalía General (FGR), no realizó ninguna acción hasta que los medios difundieron su liberación, que no fuga.

La agencia estadounidense Drugs Enforcement Agency (DEA), ya presumió su intervención como ha ocurrido en otras ocasiones, mientras que el embajador gringo recordó que fue parte del Cártel de Guadalajara, integrado por otros barones históricos, algunos muertos, capturados o liberados.

Sin duda esto revivirá el caso de Enrique “El Kiki’’ Camarena Salazar, quien es uno de los grandes héroes de Estados Unidos en la lucha contra las drogas, según ellos, quien logró infiltrarse en el grupo criminal que encabezoMiguel Ángel Félix Gallardo “El Jefe de Jefes’’.

De ahí para adelante tras la captura de Félix Gallado, liberado por razones humanitarias, bajo medidas cautelares, surgieron o se separaron del entonces “cartel de Guadalajara o la Federación’’ un montón de capos ilustres.

Ya pa qué…

Todos ellos protegidos por militares y marinos deshonestos, así como las corporaciones policiacas federales, estatales y municipales, donde sí hubo violencia, pero había control, los cuales, al caer renombrados exintegrantes de ese cartel tapatío, desencadeno la violencia.

Detrás de Félix Gallardo, cayeron Héctor Luis “El Güero’’ Palma, “El Chapo’’ Guzmán recapturado dos veces tras sus espectaculares fugas, Benjamín “El Min’’ y Eduardo “El Doctor’’ y la muerte de Ramón Arellano Félix, más el deceso de Amado Carrillo Fuentes “El Señor de los Cielos’’.

Esto sería para redactar todo un mamotreto de nombres y actores presuntos líderes del narcotráfico, cuando los nómadas traficantes de droga se unieron con un fin: crear una empresa criminal, que se consolidó, pero después se desquebrajo ante las traiciones.

El embajador estadounidense manifestó que “este es un testimonio de la determinación de México para llevar ante la justicia a alguien que aterrorizo y desestabilizo a México durante su tiempo en el cártel de Guadalajara’’.

Y recordó que Caro Quintero, fue copartícipe del secuestro, tortura y ejecución de “El Kiki’’ Camarena, un agente infiltrado de la DEA, que provocó el enojo por la destrucción de grandes plantíos de marihuana mejorada en el rancho “El Búfalo’’ propiedad del ahora reaprehendido.

Sea como haya ocurrido, porque aun las autoridades no han dado más razones, Caro Quintero será enviado a Estados Unidos de inmediato, aunque ahora vaya a estar en una prisión federal, mientras se realiza el papeleo.

Esperemos que el presidente tabasqueño de un golpe de timón y diga que “tiene derechos humanos’’. Y tiene que ser protegido.

Cabe recordar que es el hombre que ofreció en sus tiempos al gobierno mexicano que lo dejará operar y pagaría la deuda externa, hoy a su edad habrá de pensar si le queda tiempo para prometer algo más.

COMMODATO

¿Cómo les está pegando la inflación ante el incremento de precios en varios productos de primera necesidad, que ni los que reciben subsidios o estén inscritos en programas electoreros no podrán saldar los aumentos al ver sus tarjetas del Bienestar que se encojen?

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.