Sacudir la indolencia de Sheinbaum y de la mayoría morenista en CDMX

Sacudir la indolencia. Este 8 de agosto arrancaron los Foros de la Consulta  realizada por el Gobierno de la CDMX, para elaborar el Plan General de Desarrollo 2020-2040 (PGD), y el Programa General de Ordenamiento Territorial 2020-2035 (PGOT).

Un proceso tardío, controlado; mero trámite.

No obstante que, por su trascendencia, debiera ser un proceso amplio, incluyente de todas las fuerzas y sectores de la Ciudad.

Como corresponde a la configuración de estos instrumentos estratégicos.

Ya de suyo, es criticable la irresponsabilidad de Claudia Sheinbaum y su mayoría morenista de las últimas dos legislaturas locales, por la indolencia con que abordan los pendientes del pacto social expresado en la primeraConstitución Política de la CDMX (5 de febrero de 2017).

Obligados a adecuar y armonizar todo el marco jurídico con dicha Constitución.

Y a la fecha, además de haber modificado plazos a modo, son diversos los ordenamientos pendientes.

Destacan, de los más importantes: Carta de Derechos y Obligaciones de los Usuarios y Prestadores de Servicios; Centro de Conciliación Laboral; Contralorías Ciudadanas en el Sistema de Aguas; las Leyes: Laboral de los Servidores Públicos, de Mercados Públicos, de Personas No Asalariadas, del Sistema de Cuidados, del Uso Terapéutico de la Marihuana, la que reconoce y regula la Protección más Amplia de los Derechos de la Naturaleza; entre otros.  

Pero lo relativo al PGD y al PGOT posee una dimensión colosal, porque condensan la concepción integral (urbana, económica, social, cultural, tecnológica, medioambiental, resiliente, de derechos humanos) de la Ciudad, sus 16 Alcaldías y sus 1 814 territorios (colonias, pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas).

Sacudir la indolencia de Sheinbaum 

Es insoslayable que las formaciones opositoras y las fuerzas sociales de la Ciudad nos  involucremos desde nuestra perspectiva; abramos el proceso y busquemos incidir en los contenidos de dichos ordenamientos.

Está demostrado que el gobierno de Sheinbaum y la autollamada 4T solo busca clientelismo y control social.

Ya diversas organizaciones y pueblos originarios manifiestan sus dudas e inconformidades, por los retrasos, la exclusión de Alcaldías, Concejales y COPACOS, el condicionamiento a pueblos y barrios originarios, y en general por la improvisación de esta “Consulta”.

Es hora de que la Alianza PAN, PRI y PRD en la CDMX sereactive; valore incorporar a MC y, sobre todo, se abra a la suma amplia con la sociedad civil, los ciudadanos y activistas capitalinos.

Y que el centro de confluencia sea, justamente, la deliberación y el relanzamiento de un Proyecto de Ciudad democrática, sustentable, de derechos, del siglo XXI.    

El PRD busca avanzar en ese sentido.

Recientemente presentó en el Congreso CDMX, mediante su Coordinador, Dip. Víctor Hugo Lobo, una iniciativa para que los Concejales de las 16 Alcaldías participen a plenitud en la elaboración del PGD y del POT de sus respectivas Alcaldías.

Existe base Constitucional local para ello; y es, por supuesto, reivindicación de la representación más cercana a la gente.

Un conjunto de liderazgos perredistas vamos pronto a recorrer las 16 Alcaldías de la Ciudad, buscando vincular ese tema parcial, con los otros mencionados: los del desarrollo urbano, integral y sustentable.

Los del necesario tejido social. Es momento sacudir la indolencia de Sheinbaum e ir a los territorios, a escuchar y a hacer eco a las expectativas ciudadanas; a abrir el debate y a contrastar proyectos.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.