Protestan transportistas de Guerrero contra la violencia

Tranportistas Guerrero

Al grito de «¡Auxilio, gobierno del estado, nos están matando!», choféres del transporte público del estado de Guerrero se manifestaron el día de ayer para exigir seguridad ante la violencia del crimen organizado.

La protesta se dio en el marco del asesinato de cuatro conductores en la ciudad de Chilpancingo la mañana del lunes cinco de febrero. Como resultado de esta jornada de violencia, los transporistas suspendieron el servicio de transporte público en toda la localidad y en los municipios vecinos de Chilapa, Tixtla y Quechultenango.

La marcha concluyó en la sede del gobierno estatal, donde las autoridades ofrecieron a los transportistas organizar una reunión con el director de la Comisión Técnica de Transportes, Arturo Salinas. Los asistentes a la manifestación vistieron camisetas blancas y carteles en los que exigieron al gobierno estatal y federal soluciones a la ola de violencia del crimen organizado que azota a todo el país.

Hasta este jueves no existe una postura oficial al respecto, y las autoridades locales solo han informado de operativos de seguridad desplegados en distintos puntos del municipio, pero nadie explica lo que está pasando. Por su parte, la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda, solo se ha pronunciado a través de sus redes sociales, vía por la que condenó el asesinato de los cuatro conductores.

 

Violencia en Guerrero.

Hoy, Chilpancingo amaneció con todas las primarias, secundarias y prepratorias completamente vacías. En las avenidas y calles principales nadie transita. La mayoría de los negocios locales se encuentran cerrados. Apenas este jueves la Secretaría de Seguridad Pública informó que la operación del transporte se encontraba al 20%.

Esta no es la primera jornada de terror que viven los habitantes de la capital guerrerense. En julio del 2023, habitantes de los diferentes pueblos que conforman el «Circuito Azul», de los municipios de Mochitlán y Quechultenango, entraron a la ciudad de forma violenta. Así mismo, en agosto de ese mismo año, tres conductores de la base del servicio de la colonia Los Ángeles, fueron asesinados.

Incluso, al asesinato de los cuatro conductores el día lunes, le preceden el homicidio a balazos de un taxista la tarde del sábado 3 de febrero en la colonia Bosques del Oriente, y el asesinato de otro taxista el día domingo en la zona poniente de la ciudad.

En la capital, la población habla -en silencio y sin que se escuche tanto- de que estas jornadas violentas obedecen a la disputa entre Los Ardillos y Los Tlacos, dos organizaciones que se disputan el poder económico y político de la región.

Imprimir artículo Síguenos en Google News

Post más visitados en los últimos 7 días