Tele Verde

Ciudad de México.- El principal noticiero de TV Azteca, Hechos, que se transmite en el canal 13, favorece de manera escandalosa al Partido Verde. Es otro golpe a la legitimidad de estas elecciones.

Hace tres semanas Anselmo Barrera, un lector de la columna, me advirtió sobre la inequidad. Decidí verificar el comentario porque en los años noventa fui presidente de la Academia Mexicana de Derechos Humanos y promoví un programa, dirigido por Miguel Acosta Valverde, para revisar los noticieros mexicanos con las metodologías del análisis de contenido. Miguel Acosta revisó la semana del 27 de abril al 1ro. de mayo y del tiempo dedicado por Hechos a todos los partidos, el Verde recibió el ¡53.4%! (cinco partidos jamás aparecieron en pantalla).

Hechos los arropa y mima. En la pantalla aparece Xiuh Tenorio, candidato Verde a jefe delegacional de Benito Juárez. Después de disertar sobre la desconfianza en la política comparte sus sueños: “A mí me encantaría ver a esos vecinos que están enojados… cuidando los parques, recuperando espacios públicos, viendo los temas de seguridad”. Ante la profundidad del mensaje una reportera no identificada sale a explicarnos que “para el Partido Verde es urgente estrechar los lazos entre el ciudadano y la política”.

Hechos también promueve al Verde con pequeños reportajes sobre los temas de ese partido. El Verde promete la obligatoriedad del inglés y la computación en algunos niveles escolares y el 30 de abril el conductor de Hechos, Javier Alatorre, sentenció que en “el mercado laboral, algo tan sencillo como tener conocimientos de inglés y computación marcan una gran diferencia”. Vienen luego historias lastimeras sobre quienes perdieron un empleo por desconocer esa lengua; el reportero, Juan Francisco Rocha, cierra el relato: “el inglés y la computación pueden abrir la puerta a puestos directivos y alcanzar un mejor sueldo” (para una síntesis del estudio ir a www.sergioaguayo.org).

Al recibir su concesión, TV Azteca se comprometió a transmitir información veraz y objetiva. Hechos incumplió con esa obligación porque la Secretaría de Gobernación se desentiende y porque la televisora también está en campaña. Desde 2003 el Verde ha sido el principal instrumento de las televisoras para contar con una “telebancada” en el Congreso. En estos momentos tienen a 16 diputados y senadores y quieren mantener su presencia apoyando al Verde de sus amores.

En 1994 los zapatistas se rebelaron, Luis Donaldo Colosio fue asesinado, Carlos Salinas hizo concesiones y llegaron al Instituto Federal Electoral consejeros independientes. Cuando los monitoreos realizados por la Academia Mexicana de Derechos Humanos confirmaron la inequidad, aquel Consejo General logró que las televisoras hicieran algunas correcciones.

El Instituto Nacional Electoral (INE), veintiún años después, hace un monitoreo de medios que no detecta la parcialidad. O tal vez la descubre pero la pasa por alto, porque al árbitro le interesan poco las elecciones confiables. Los magistrados del Tribunal Electoral apadrinan abiertamente al Verde y los consejeros del INE están divididos sobre qué hacer con un partido “canalla” y cínico.

Hay quienes argumentan que el Consejo General del INE no debe quitar el registro al Verde. Consideran que compete a la ciudadanía decidir con su voto su futuro mientras le imponen multas que pagamos los contribuyentes. Las virtudes curativas atribuidas a las urnas suponen una sociedad bien informada, capaz de discernir las virtudes y los defectos de los partidos y sus candidatos. ¿Y qué se hace cuando uno de los noticieros que moldean valores y forman opinión pública, Hechos de TV Azteca, favorece de manera tan abierta a uno de los partidos con el cual la televisora tiene relaciones de complicidad? 

México está anegado de violencia y corrupción, cunde la frustración y crece la desconfianza hacia la legitimidad de estas elecciones. El Verde es una de las expresiones más acabadas de los males que aquejan nuestra vida pública. Por ahora, el INE hace un monitoreo de medios incapaz de detectar irregularidades y los consejeros guardan silencio sobre la petición de quitar el registro al Partido Verde, el Tribunal Electoral, por su parte, tampoco explica por qué protege delincuentes electorales. En suma, silencios cómplices.

Postdata. Impresionante el espacio que están dando los medios electrónicos al diputado Verde, Arturo Escobar. ¿Concederán derecho de réplica?

Comentarios: www.sergioaguayo.org

Análisis de contenido: Miguel Acosta Valverde. Información adicional: Maura Álvarez Roldán.

 

Imprimir artículo Síguenos en Google News