PRD: nada que festejar

Ciudad de México.- El Partido de la Revolución Democrática (PRD) llega a su cumpleaños número 26 sin algo que festejar.

El Sol Azteca podría perder la hegemonía que tiene en la capital del país el próximo 7 de junio, cuando se enfrente a las elecciones débil tras los escándalos y la violencia, sin líderes morales, sin propuestas y con la unidad de sus militantes sostenida con alfileres.

La desaparición de 43 estudiantes normalistas, en Iguala –gobernada por el PRD- el pasado 26 septiembre desató la furia y descontento del pueblo mexicano y el mundo entero.

Además, el partido se vació de sus líderes morales. Primero el ex candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador; después Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, fundador y líder y luego Alejandro Encinas, senador y ex jefe de gobierno capitalino.

En su elección interna de candidaturas para el próximo proceso electoral. La mayoría de éstas quedó en manos de Los Chuchos, cuyos líderes son Jesús Zambrano, Jesús Ortega y el dirigente nacional del partido, Carlos Navarrete.

Mientras el proceso interno tomó curso, ocurrió una segunda oleada de desbandada perredista por parte de aquellos que no lograron negociar una candidatura, entre ellos, el ex jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Marcelo Ebrard Casaubón, quien abandonó al PRD el 27 de febrero del 2015 y acusó a el hoy jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, de haberlo vetado.

También en esos días se fueron René Cervera, jefe de Oficina del gobierno de Ebrard; el diputado local Vidal Llerenas y la diputada federal, Malú Micher.

Otros brincaron a otras bancadas: Polimnia Romana y Fernando Zárate se refugiaron en la alianza PRI-PVEM y Esthela Damián y Armando Quintero, en Movimiento Ciudadano.

La queja principal de los ex militantes es que los ideales con los que nació el PRD se han desdibujado.

Desde el comienzo de campañas locales, el mes pasado, el partido intentó mostrar unidad entre todas las corrientes, aunque las candidaturas están en su mayoría en manos de Los Chuchos y la recién conformada Vanguardia Progresista, dirigida por el secretario de Gobierno, Héctor Serrano y protegida por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Aunque René Bejarano sigue en las filas perredistas, el dirigente de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN), no ha descartado irse en un futuro próximo, tras la jornada electoral.

En el marco de la celebración de sus 26 años, el dirigente local, Raúl Flores, aseguró que el PRD refrendará el triunfo el 7 de junio próximo. Sin embargo, la creación de Morena podría reducir considerablemente los espacios con los que cuenta el sol azteca en la ciudad, tanto en las jefaturas delegacionales como en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Imprimir artículo Síguenos en Google News

Post más visitados en los últimos 7 días