Negligencia asesinó 10 ejemplares de rinoceronte negro en Kenia



Ciudad de México.- El servicio de conservación de fauna salvaje de Kenia trasladó este mes a 11 rinocerontes negros a una reserva natural. De los 11 ejemplares, 10 murieron por beber agua que no era apta para ellos, mientras que el restante se salvó al ser atacado por leones.



Los altos niveles de sal del agua provocaron que los rinocerontes sintieran aún más sed. Por lo que, los ejemplares continuaron bebiendo hasta que esta les provocó úlceras gástricas, deshidratación severa e infecciones respiratorias. El único rinoceronte que sobrevivió, lo hizo porque a su llegada, al nuevo emplazamiento, fue atacado por un grupo de leones y los veterinarios lo trasladaron de nuevo para curar sus heridas.



Los encargados de conservación del parque ya habían realizado estudios sobre esa localización, en los que se especificaba que el agua no era apta para el consumo de esta especie. “Los animales estaban deshidratados, inquietos y tomar más agua sólo empeoraba el problema”, dijo Peter Gathumbi, profesor de patología veterinaria en la Universidad de Nairobi.



El director interino del Servicio de Vida Silvestre de Kenia fue removido de su cargo, mientras que otros funcionarios fueron suspendidos, ante un acto de una “evidente negligencia” en el traslado y manejo de los ejemplares de esta especie.