Libran aprehensión ex trabajadoras de la guardería ABC

Ciudad de México.- Un juez federal de Sonora negó a la Procuraduría General de la República (PGR), 22 órdenes de aprehensión en contra de ex trabajadores de la Guardería ABC, luego de que la dependencia pretendiera inculparlas porque no resguardaron la integridad física de 49 niños que murieron en los lamentables hechos del 5 de julio de 2009.

Ricardo Ruiz del Hoyo Chávez, Juez Tercero de Distrito en Sonora, con sede en Hermosillo, como parte de la causa penal 125/2015, resolvió negar las órdenes de aprehensión solicitadas por el Agente del Ministerio Público Federal en contra de 22 ex trabajadoras de la Guardería ABC.

El juez consideró que las ex empleadas fueron las únicas que ayudaron a desalojar el lugar el pasado 5 de junio del 2009 donde murieron 49 niños en un incendio.

La PGR estimó que las empleadas de la guardería tenían el deber de cuidar la integridad física de todos los niños, deber al cual faltaron injustificadamente el día de los acontecimientos acción que no llevaron a cabo acciones tendientes a preservar la integridad física, procurando la evacuación de todos ellos.

La dependencia federal solicitó las órdenes de aprehensión por la probable responsabilidad de las empleadas en la comisión de los delitos de homicidio culposo por omisión; lesiones culposas y lesiones culposas por omisión, que ponen en peligro la vida.

El Juez Tercero de Distrito en Sonora determinó que las indiciadas, en mayor o menor medida, sí realizaron acciones de evacuación y salvamento de muchos de los niños que estaban bajo su cuidado, pero que no pudieron desalojar a la totalidad de ellos, por la rápida propagación del fuego, rapidez ocasionada, según dictámenes periciales, por la falta de medidas preventivas en la construcción del establecimiento habilitado como Guardería.

Ruiz del Hoyo Chávez puntualizó «toda medida o elemento de seguridad o de prevención con que se contara en la Guardería ABC, habría sido rebasada sin existir posibilidad de haber controlado el incendio o evacuado a un número mayor de los menores que se encontraban en su interior».

Del resultado de los dictámenes periciales, se establecieron omisiones a cargo de los dueños de la Guardería, arrendatarios de la bodega contigua perteneciente a la Secretaría de Hacienda del Estado y autoridades, tanto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), como de Protección Civil Estatal y Municipal, pero nunca de los empleados de la Institución educativa, quienes fueron los únicos que ayudaron a desalojar la zona.

Fue por este motivo que se dictaminó que las empleadas indiciadas no faltaron a su deber de cuidado, respecto de la integridad física de los infantes, como lo dispone el artículo 7º del Código Penal Federal, debido a que si bien tenían el deber jurídico de garantizarlo, a criterio del Juez sí cumplieron con el deber de actuar para ello.

Además, derivado de su calidad de garantes de la integridad física de los menores, con independencia de que, dada la mecánica de los hechos, les fue imposible real y físicamente hacer más, pues las circunstancias que rodearon al fatal acontecimiento, en este caso, el incendio que culminó con la muerte de 49 infantes, fueron de tal magnitud, que no permitieron que llevaran a cabo el desalojo de todos los menores que se encontraban en la Guardería.

Imprimir artículo Síguenos en Google News

Post más visitados en los últimos 7 días