Justicia chueca en la CDMX

Luis Eduardo Velázquez Director del diario y semanario digital Capital CDMX

Ciudad de México.- La justicia en la Ciudad de México (CDMX) es chueca o simple y llanamente pasan situaciones “atípicas” que se quieren encubrir en el discurso fácil de la corrupción del Poder Judicial.

Hay pruebas de que los jueces se corrompen, pero también de que se dejan presionar por el poder Ejecutivo federal y estatal.

Esta semana quedó marcada por esa justicia endeble, de papel, que en su mayoría da la espalda a la ciudadanía por presiones de la autoridad y otras veces vuelve a dar la espalda a la ciudadanía y el poder Ejecutivo se hace la víctima. 

Veamos el primer caso. Un juez federal ordenó detener la “supuesta” demolición ordenada por la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, de la Torre de Presa Anzaldo, emblema de la corrupción del cartel inmobiliario.

La Jefa de Gobierno se mostró indignada, pero tuvo desde el 6 de noviembre para tirar la estructura, sin embargo, decidió empezar con palas en el piso 18.

TE PUEDE INTERESAR: Crean licencia de conducir digital en la CDMX

En este caso se impuso un poder fáctico y perdió la ciudadanía. Sheinbaum solo capitaliza su discurso de supuesta destrucción de la corrupción.

Lo que está a la vista es que la torre de la comunidad judía seguirá firme y viento en popa.

La otra estampa de la justicia chueca es la del juez, que casualmente lleva los juicios contra el Tren Maya, quien le da la razón a Sheinbaum para destruir el humedal de Xochimilco.

La ciudadanía pierde con esta justicia chueca y ciega que se acomoda siempre para que nunca pierdan los poderosos.

LEER EL SEMANARIO DIGITAL AQUI: 

Justicia chueca de la CDMX

 

Síguenos en Google News

Director del diario y semanario digital Capital CDMX
¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.