El ministro Franco González Salas

Ciudad de México.- El ministro José Fernando Franco González Salas es uno de los más denostados por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Votó en contra de la consulta para enjuiciar a los expresidentes y está dentro de los togados que el tabasqueño pone del lado de la corrupción y de estar al servicio de los intereses del “viejo régimen”.
 
Propuesto en 2006 por el presidente Vicente Fox, rindió protesta como ministro el 12 de diciembre del mismo año. En 2016 votó en contra de la ampliación del periodo de cuatro magistrados del Tribunal Electoral, entre los que se encuentra el hoy presidente de esa institución, José Luis Vargas.
 
Ahora, Franco González Salas, ministro decano de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), es el responsable de elaborar el proyecto para determinar si la ampliación de la presidencia de Arturo Saldívar, por dos años más, es inconstitucional.

TE PUEDE INTERESAR: El NYT enterró aspiraciones de Ebrard 

Lo respaldan su experiencia y las posiciones que ha asumido durante 15 años en defensa de la Constitución, pero debe estar consciente de que si la Corte declara inconstitucional el artículo 13 transitorio de la Ley Orgánica del Poder Judicial, se enfrentará a la furia presidencial.
 
Todas y todos los ministros de la SCJN, salvo Saldívar, han sido descalificados por López Obrador para encabezar la reforma al Poder Judicial. En su obsesión porque se cumpla su capricho de mantener a Saldívar, ha arremetido contra la honorabilidad de jueces y magistrados.
 
En caso de que su proyecto sea en contra del deseo presidencial, será, en lo particular, objeto de descalificaciones por parte de López Obrador, acostumbrado a acusar sin pruebas.
 
La Suprema Corte se juega su prestigio. Juristas señalan que es inconstitucional el 13 transitorio, pero en Palacio Nacional, así como en Morena, insisten en que no se trata de una reelección, sino de una ampliación de mandato.
 
Un juego de palabras bien construido, pero que demuestra el desprecio que en ese partido tienen por la Constitución.
 
Si actúa en apego a la Carta Magna, el ministro Franco González Salas deberá, quizá, soportar la furia presidencial, pero ganará respeto y prestigio en un país urgido a que se cumpla la ley.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.