El afortunado Romero Deschamps

Ciudad de México.- Carlos Romero Deschamps es un hombre afortunado. Millonario con un salario bruto mensual de 41 mil 203 pesos, 28 mil 636 después de impuestos, ahora cuenta con el manto protector de Palacio Nacional.

Durante 26 años como dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), fue señalado por actos de corrupción y enriquecimiento inexplicable, pero nadie se atreve a actuar en su contra.

Esto tiene una explicación. El STPRM tiene una base de unos 120 mil afiliados, pero, sobre todo, tiene un peso económico muy considerable para ayudar a financiar campañas políticas.

TE PUEDE INTERESAR: Mendigar vacunas 

A pesar del desprecio de algunos expresidentes de México, incluido a López Obrador, nadie se quiere pelear ni enemistar con él. El dinero del Sindicato, que todavía controla Romero Deschamps, aun cuando renunció a la dirigencia sindical hace dos años, es muy apetecible para cualquier político.

El lunes, López Obrador anunció que por una recomendación presidencial, el exsenador priista renunció a su plaza en Pemex —al sindicato ya lo había hecho—, después de que fue público que el hidalguense quería extender sus vacaciones hasta 2024.

Sin embargo, nada sobre una posible investigación. El Presidente elige a sus “adversarios” y a Romero Deschamps no lo quiere de ese lado. ¿Por qué? Solo él lo sabe.

El exlíder sindical se ha visto envuelto en varios escándalos, todos tienen que ver con dinero. En 2013 salió a la luz que regaló a su hijo un Ferrari Enzo, cuyo valor asciende a unos 2 millones de dólares. Su hija presumía en redes sociales sus viajes por el mundo en jets privados y acompañada de sus mascotas.

¡Todo eso con 28 mil pesos mensuales!

Sin embargo, Romero Deschamps solicitó su jubilación. Seguirá siendo una carga para el erario. De acuerdo al Contrato Colectivo de Trabajo del STPRM seguirá recibiendo su salario y prestaciones como servicio médico, gasolina, gas para su casa, vales de despensa, apoyo de gastos funerarios.

¡Que hombre tan afortunado! Millonario gracias a Pemex y no lo tocan ni siquiera con una investigación sobre su enorme fortuna.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.