No dividiremos: alcaldes de Morena. Pero critican a oposición

Alberto-Cuenca.capital-cdmx.org
Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

Los alcaldes electos de Morena aseguraron que ellos no promoverán la división en la Ciudad y por ello no representarán un bloque o sindicato de alcaldes que busque negociar o imponerle una agenda a la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, como sí lo pretende la oposición.

En conferencia de prensa a un mes de los comicios, los siete morenistas sí lanzaron descalificaciones a los alcaldes opositores emanados de la alianza Va por México que hoy se aglutinan en torno a la Unión de Alcaldes de la Ciudad (UNACDMX).

Los de Morena dijeron que ellos sí conocen la Ciudad, a diferencia de los adversarios; calificaron como un grave error pretender negociar una agenda de temas para la urbe y dijeron que se debe rebasar la visión pequeña de que la CDMX es un bloque que ganó en los comicios del pasado 6 de junio, pues eso ha hecho crecer la mentira de que la urbe está dividida en ricos y pobres.

Armando Quintero, alcalde en Iztacalco, hasta calificó de ilusos a sus contrapartes de la UNACDMX, por proponer una reingeniería fiscal que permita a cada alcaldía recabar impuestos y distribuirlos dentro de la propia demarcación.

Clara Brugada, alcaldesa de Iztapalapa, insistió que los siete alcaldes morenistas no pretenden conformar ningún bloque, “pero si ellos (la UNA) quieren negociar problemas de la Ciudad es un grave error”, dijo.

Brugada agregó que si los opositores buscan un diálogo se deben usar instancias como el Cabildo de la capital del país, y argumentó que si hay una narrativa de división no es por los morenistas sino por los alcaldes emanados de la alianza Va por México.

En un hotel de la Alameda Central se reunieron Francisco Chíguil Figueroa de la Gustavo A. Madero; Armando Quintero Martínez de Iztacalco; Clara Brugada Molina de Iztapalapa; Judith Vanegas Tapia de Milpa Alta; Berenice Hernández Calderón de Tláhuac; Evelin Parra Álvarez de Venustiano Carranza; y José Carlos Acosta Ruiz de Xochimilco.

Ahí utilizaron los datos de la elección del 6 de junio para sostener que Morena sigue siendo la primera fuerza política en la Ciudad, “por encima del azul, el tricolor y el amarillito”, dijo Quintero.

Apoyados con una presentación de Power Point dijeron haber ganado 73.19 por ciento de la 5 mil 535 secciones electorales que existen en la Ciudad, lo que les permite gobernar a 5 millones de personas y, en comparación con las elecciones intermedias de 2015 haber crecido en un 16.7 por ciento en la intención del voto de los capitalinos.

Con esa narrativa rechazaron una debacle en la capital del país, a pesar de que perdieron el gobierno en 9 de las 16 alcaldías.

Para los siete alcaldes de Morena, los comicios de junio dejaron en claro que existe un rechazo unánime del PRI, la desaparición del PRD del mapa electoral al haber obtenido la victoria únicamente en dos secciones electorales, así como la derrota del PAN en más de dos terceras partes de las casillas instaladas.

Agregaron que solo en Azcapotzalco, Cuauhtémoc y Tlalpan hubo cambios amplios en la preferencia electoral que no favorecieron al morenismo.

Brugada argumentó que el triunfo en alcaldías a favor del PRI, PAN y PRD no fue producto de una alianza que conquistara a la población por sus propuestas o por un voto de castigo. “Ellos (la Alianza Va por México) no van por algo, van contra algo, contra Morena”, dijo la alcaldesa de Iztapalapa.

A su vez Armando Quintero explicó que en Morena habrá un proceso de revisión interna para identificar y resolver respecto a aquellos militantes que en las pasadas elecciones operaron contra el Movimiento de Regeneración Nacional.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.