Meten zancadilla a constructores con nueva reforma a Ley Ambiental de Protección a la Tierra

Alberto-Cuenca.capital-cdmx.org
Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

El Congreso de la Ciudad aprobó hoy una sui generis reforma a la Ley Ambiental de Protección a la Tierra de la CDMX.

Por un lado, la reforma fortalece los derechos de los animales como seres sintientes, pero al mismo tiempo incluye una zancadilla para nuevas construcciones.

El decreto de modificación obliga a los desarrolladores inmobiliarios y constructores a destinar un 70 por ciento del área libre que deben tener en una edificación como área verde.

Pero eso no es todo, ese 70 por ciento que quede como área verde debe ubicarse preferentemente a nivel de banqueta y tener acceso público.

POR UNANIMIDAD

El Pleno del Congreso local aprobó por unanimidad -con 39 votos- esa zancadilla a desarrolladores inmobiliarios y constructores.

La reforma surgió a partir de una iniciativa que presentó la diputada del PAN Gabriela Salido al artículo 23 de la Ley Ambiental de Protección a la Tierra.

En la modificación se establece concretamente que “las áreas verdes que formen parte del área libre de una construcción deberán representar por lo menos el 70 por ciento de ésta, ubicarse al nivel de banqueta preferentemente y tener acceso público”.

Asimismo, se estipuló que cuando exista alguna alteración o detrimento de árboles causados por una nueva obra, dicha acción tendrá como consecuencia el aumento del área libre.

Se define también que en la elaboración de los Planes de Desarrollo Urbano deberá considerarse lo establecido anteriormente.

Para ello se adiciona la fracción VII al artículo 27 Bis; el artículo 88 Bis 6 y se reforma la fracción VI del artículo 27 Bis de la Ley Ambiental de Protección a la Tierra en el Distrito Federal.

Al razonar su voto, Gabriela Salido recordó que el área libre dentro de una construcción podrá pavimentarse en un 30 por ciento con materiales permeables.

Esto aplicará cuando esas áreas libres se utilicen como andadores, zonas de tránsito o estacionamiento de vehículos.

El resto deberá utilizarse como área jardinada.

REDUCIR IMPACTOS

Gabriela Salido también destacó que la aplicación de esa reforma permitirá la desaceleración de los hundimientos provocados por la sobreexplotación de los mantos acuíferos.

También se incrementarán las áreas verdes en la CDMX que hoy se calculan en 7.5 metros cuadrados por persona.

La diputada del PAN recordó que el gobierno de Claudia Sheinbaum le apostó a la recuperación económica a través del apoyo al sector inmobiliario.

Recordó que la administración de Sheinbaum creó el Programa de Regeneración Urbana y Vivienda Incluyente (PRUVI) y a partir del mismo se volcó a apoyar a desarrolladores inmobiliarios.

Pero Salido destacó que esta reforma se convierte en una alternativa “para no seguir atentado contra el valor de las áreas verdes y acotar un poco el impacto de lo que impulsa al gobierno”, dijo en la tribuna del Congreso local.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.