Más de 7 millones de árboles talados para construir el Tren Maya

A pesar de que al inicio de su gobierno el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que no iba a talar ni un solo árbol para la construcción del Tren Maya, este proyecto ha implicado la tala de más de 7 millones de árboles entre 2019 y 2023, según información del mismo gobierno federal solicitada por el medio Animal Político.

Según los datos proporcionados por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), la cifra exacta es de 7 millones 291 mil 53 árboles cortados, en donde el tramo 5 que va de de Cancún a Tulum es el de mayor impacto, con 3 millones 505 mil 908 árboles deforestados, seguido del tramo 6 Tulum-Chetumal, con 2 millones 670 mil 190.

Respecto al destino de estos árboles, Fonatur aseguró que los troncos son troceados y triturados para utilizarse como «material de arrope de taludes a lo largo del Derecho De Vía para proteger y conservar las características del suelo».

Para compensar la deforestación, el gobierno federal había asegurado que serían sembrados entre 450 y 500 millones de árboles en la zona del recorrido del Tren Maya, sin embargo hasta este momento no han dado detalles de cuántos ya fueron sembrados ni de su tasa de sobrevivencia.

En febrero del 2023, cuando se reportó que habían sido talados 3.4 millones de árboles, Fonatur Tren Maya aseguró que por cada árbol talado sería sembrado otro.

 

Impacto ambiental por la obra del Tren Maya.

La construcción del Tren Maya ha sido duramente criticada por diversos grupos ambientalistas por los daños que está ocasionando en las cuevas, cenotes y mantos acuíferos de la región. También ha sido fuertemente reprobada por activistas porque en varios momentos la obra avanzó sin tener los permisos ambientales correspondientes, como es el caso del Tramo 5, la cual ha continuado pese a tener una orden judicial que establece la detención inmediata de la obra.

El gobierno de López Obrador, en tanto, ha insistido en defender la obra por su beneficio de empleos y desarrollo turísitco para el sureste, y se ha defendido de las críticas por la deforestación argumentando que programas federales como «Sembrando Vida» compensan el impacto ambiental de la construcción del Tren Maya.

Imprimir artículo Síguenos en Google News