La arrogancia de Clara y el abandono de Omar

La batiseñal
Foto del avatar
Luis Eduardo Velázquez Director del diario y semanario digital Capital CDMX

En Morena comienzan los conflictos internos que pueden marcar la derrota en la Ciudad de México (CDMX)

En primer lugar se debe a que Leonel Godoy ya se empezó a reunir con los alcaldes para notificarles que ya hay resultados de las encuestas.

Por supuesto, los resultados no favorecen a la mayoría de alcaldes como Armando Quintero, Francisco Chiguil, José Carlos Acosta y Judith Vanegas, quienes tienen a sus delfines.

Es decir, van a tener que entregar sus alcaldías y entrarán al reparto de diputaciones locales y federales.

Está previsto que los resultados se anuncien la primera semana de enero de 2024 y para finales de ese mes las candidaturas a distritos locales y federales de la CDMX.

La operación no la está llevando Clara Brugada para no generar compromisos con sus ex pares. Y lo que la caracteriza es la arrogancia.

Tras perder con Omar García Harfuch se sentó con los líderes que apuntalaron al policía. Ahí, cuentan que Julio César Moreno fue muy enérgico y reclamó para ese grupo un reparto justo.

La arrogancia de Clara

Brugada aceptó a regañadientes, pero no cumplió a todos y mantiene reuniones de gabinete sin buscar a los líderes territoriales de la CDMX.

Para colmo, el conflicto se ha hecho más grande con García Harfuch porque todos los que lo apoyaron a ganar la encuesta fueron abandonados e incluso se enteraron por redes sociales que iría al Senado.

La molestia de los líderes territoriales y de los alcaldes de Morena es un grave riesgo para Brugada porque muchos de ellos ya empiezan a ver la posibilidad de irse a Movimiento Ciudadano e incluso pactar con Santiago Taboada.

En 2021, Morena tuvo una derrota estrepitosa en la CDMX por actuar con arrogancia y no voltear a ver a sus liderazgos territoriales.

Parece que no aprendieron la lección sólo que ahora la causa es la arrogancia de Brugada y el abandono de Omar, quien cree que solo podrá montar su nueva campaña.

NOCAUT.

Morena acumuló una nueva derrota con la suspensión del PGOT y el PGD porque demostraron que su interés está en el beneficio del poder inmobiliario y no de la ciudadanía. Aunque Martí Batres reculó el daño está hecho y los vecinos van a castigarlos en las urnas el 2 de junio.

Ahora Morena va por otro round político con la ratificación de Ernestina Godoy. ¿Lo lograrán? Corren las apuestas.

¡Abrazos, no periodicazos!

Imprimir artículo Síguenos en Google News

Post más visitados en los últimos 7 días