El Sardinero, firma pionera en certificaciones alimentarias

Derivado de la crisis agrícola en los 80’s, el gobierno federal desarrolló una ley para toda la cadena de suministro conocida como Ley 16/2021, que incluye las exigencias de la Directiva (UE) 2019/633 del Parlamento Europeo y del Consejo, mientras en paralelo se afinó la seguridad alimentaria desde la producción, recolección, distribución, almacenaje, abasto y última milla, a través de certificaciones como la ISO 22000.

Una de las firmas que además de cumplir con esta certificación posee la FSSC 22000, norma de seguridad alimentaria comparada y aprobada por la Iniciativa Global de Seguridad Alimentaria (GFSI), además de los ISO´s 9001, 14001 y 28000, para garantizar la distribución de alimentos seguros libres de riesgo, es El Sardinero.

La empresa fue fundada por el empresario Jorge Carlos Fernández Francés y cuenta con tres décadas de experiencia y desarrollo de innovación, tecnología e infraestructura para toda la cadena de suministro alimentario, sorteó con éxito la emergencia sanitaria por Covid 19, que implicó un reto sin precedentes para la distribución de alimentos ante el cierre de actividades decretado por el gobierno federal por el coronavirus Sars Cov-2.

Cabe destacar que ante la necesidad de que la cadena de suministro alimentaria estuviera integrada y ordenada, más una urgente modernización en la comercialización de productos alimenticios de consumo generalizado, El Sardinero, con casi un siglo de existencia y que desde 1992 empezó a surtir programas alimenticios públicos y privados en el territorio nacional, se convirtió en pionera para enfrentar con éxito esta disyuntiva.

El Sardinero, firma pionera en certificaciones alimentarias

En un artículo sobre las tendencias para este ramo productivo, la periodista experta en el sector alimenticio, Guillermina García, confirma que toda la cadena de suministro de la industria alimentaria genera un valor de 1.5 billones de pesos anuales, “lo que equivale al 22% del PIB nacional. 5 millones de familia dependen de ella y se genera el 34% de los empleos totales de todo el país. Por esa razón, es la más importante en la economía mexicana”.

“Para 2023, esta industria enfrenta el reto de mejorar y eficientar el control de inventarios, la logística de transporte de la comida, el almacenamiento y preservación de los alimentos, el suministro y la demanda, además de reducir el desperdicio de comida”, explicó el empresario, quien puntualizó que en la empresa son conscientes del papel que juegan para alcanzar la tan ansiada soberanía alimentaria de México.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.