El Poder Judicial de Sheinbaum

El acuerdo de Miguel Ángel con Sheinbaum.
Foto del avatar
Luis Eduardo Velázquez Director del diario y semanario digital Capital CDMX

El Poder Judicial de Sheinbaum. En los estados constitucionales cuando se trata de amparar derechos humanos, los juzgadores del Poder Judicial recurren a la fórmula del filósofo Gustav Radbruch.

Esa fórmula se ha invocado en diversos tribunales del mundo y de esta forma se ha logrado imponer la justicia ante normas arbitrarias.

De ahí viene la famosa frase de que la “injusticia extrema no es Derecho”, en la cual ha soportado sus teorías de derecho neoconstitucional, Robert Alexy, filósofo del derecho y jurista alemán.

El doctor Rodolfo Vigo en su libro la injusticia extrema no es derecho teoriza sobre el ejercicio de los juzgadores haciendo un repaso de Radbruch a Alexy.

Por lo general en el ámbito jurídico los análisis versan sobre la actuación de los jueces y sus ideas para ejecutar sentencias.

La tendencia en México desde 2011 ha sido ir dejando fuera toda ley que viola derechos humanos.

Por eso Alexy es uno de los autores más estudiados por los jueces garantistas.

Sin embargo, en México antes de la calidad de los juzgadores hay que hacer un repaso en la penosa actuación de los miembros del Poder Judicial.

El Poder Judicial de Sheinbaum 

Eso conforma un nuevo paradigma en el estudio del ejercicio del Derecho Mexicano y reaviva el debate sobre la afirmación del filósofo italiano de la Ciencia Política, Norberto Bobbio, en cuanto a que el Derecho y el Poder son dos caras de la misma moneda.

Bobbio afirmaba algo certero: “Sólo el Poder puede crear Derecho y sólo el Derecho puede limitar el poder”.

Hoy en la Ciudad de México se vive un hecho sin precedentes derivado de la suspensión de Sandra Cuevas como alcaldesa en Cuauhtémoc.

La jueza Elma Maruri Carballo tomó una decisión inédita y que a todas luces resulta injusta al suspender del ejerció del Poder a una autoridad electa de forma legal y legítima.

Al ir a la raíz del problema se observa un problema político y no jurídico.

Además de que revela otra verdad que debe ser expuesta y estudiada.

El Poder Judicial de la CDMX está subordinado a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

De ahí que existen sospechas de que las acciones que se realicen contra Cuevas sean políticas y no jurídicas.

La mano de Padierna

Sobre todo cuando una de las manos que están detrás de este asunto es la de Dolores Padierna, quien fue derrotada por Cuevas.

Padierna y su esposo René Bejarano son asesores de primer nivel de Sheinbaum y ellos tienen desde décadas una red de poder que se extiende al Poder Judicial.

Fue evidente en el caso de Rosario Robles, donde el sobrino de Padierna, el juez Jesús Delgadillo ordenó encarcelarla sin las pruebas suficientes.

Desde ahí se polemizó sobre la debilidad del Estado de Derecho que se ha agudizado en México con la autodenominada 4T.

El caso de Cuevas va a tener un final de pronóstico reservado en los tribunales porque ya entró a la defensa Ricardo Monreal, quien advirtió que hay “un golpe judicial”.

Sheinbaum-Padierna

Sin decirlo, dejó claro que los autores del golpe son la pareja Sheinbaum-Padierna.

Monreal y Bejarano desde 2021 disputan la alcaldía Cuauhtémoc, que es la joya de la corona de la CDMX por lo que representa al ser el centro de la economía de la capital del país.

Será oportuno ver que existe ya una resolución  de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre la suspensión del cargo de las autoridades electas por la vía del voto.

El precedente jurídico que se sentó en el caso Petro vs Colombia va impactar en definitivo en el desenlace jurídico del caso Cuevas.

En tanto, en lo político está claro que Sheinbaum se jugará su credibilidad al demostrarse si está en verdad haciendo justicia o usando las instituciones judiciales y al Poder Judicial para hacer política con miras a su aspiración en 2024.

Ya existe bastante evidencia de que utiliza a la Fiscalía para la persecución política y se lo han señalado miembros de su movimiento como el legislador Gerardo Fernández Noroña.

Por ahora toca exigir que se respete el Estado de Derecho porque sin él no está garantizada la democracia en la CDMX y en el Poder Judicial saben que la injusticia extrema no es Derecho.

Y que no se olvide que Sheinbaum al igual que Andrés Manuel López Obrador no son sólo el Poder Ejecutivo sino se asumen como el poder de los poderes y esa historia debe cambiar por el bien de todos.

NOCAUT.

La mano que destrabó las licencias de Morena en el Congreso de la CDMX, fue la del ex legislador de Morena José Luis Rodríguez.

El asunto no lo pudo resolver Martí Batres, secretario de Gobierno de la CDMX.

Por ello, Sheinbaum lo delegó al secretario del Trabajo.

Quien por cierto el pasado viernes tras concluir su jornada laboral mostró músculo con una reunión masiva en la Cuauhtémoc sobre la Revocación del Mandato, que es vital para la Jefa de Gobierno.

Parece que José Luis Rodríguez será un interlocutor clave en lo que suceda en el Congreso CDMX.

¡Abrazos, no periodicazos!

Imprimir artículo Síguenos en Google News

Post más visitados en los últimos 7 días