El enemigo de Sheinbaum

El acuerdo de Miguel Ángel con Sheinbaum.
Foto del avatar
Luis Eduardo Velázquez Director del diario y semanario digital Capital CDMX

El enemigo de Sheinbaum. Los jefes de Gobierno de la Ciudad de México (CDMX) acostumbran crear burbujas en sus gabinetes.

Lo hacen por varias razones, una es por compadrazgo, otra es por seguridad y también lo hacen por paranoia.

En esas burbujas quedan encerrados al grado de perder contacto con la realidad.

Es cuando los gobernantes pasan a su peor momento porque actúan cegados y orientados por los asesores de sus burbujas, que les dicen lo que quieren oír.

Parece inverosímil, pero siempre los Jefes de Gobierno tienen al enemigo en su Antiguo Palacio.

Basta revisar la historia, para ver cómo esas burbujas han hecho que los Jefes de Gobierno se enreden y se hundan en el fango.

Claudia Sheinbaum tuvo la oportunidad de cambiar la historia, sin embargo, es fiel a seguir el modelo de la política anquilosada.

Tiene su burbuja de poder que la expone y la engaña.

El enemigo de Sheinbaum 

En este caso se trata de su consentido José Peña Merino, mejor conocido como Pepe Merino.

Merino es politólogo del CIDE, institución que aborrece Andrés Manuel López Obrador.

Tiene estudios de doctorado por parte de la New York University, en donde se especializó en economía política y metodología cuantitativa.

En 2013, Merino fundó la empresa Data4, una compañía dedicada a la generación, gestión, visualización y análisis de datos.

A partir de entonces se dice experto en las bases de datos y con ello le ha vendido espejitos a la Jefa de Gobierno.

Frecuentemente usa experimentos para hacerle creer que su gobierno es de “innovación”.

Por ello, ella cree que digitalizar trámites es un invento del hombre blanco.

De esa misma manera, la engañaron en el uso criminal de la Ivermectina como tratamiento contra COVID19.

Pero al vivir ensimismada, la científica jura que todo se debe a un complot y no a los yerros del joven de su equipo que juega con los datos.

Los experimentos de el enemigo de Sheinbaum 

Merino hizo un experimento sin informar a los pacientes y además con la pretensión de crear una política pública sin fundamentos. Lo cual ya es un clásico en la 4T.

Eso es criminal aunque no lo admita la Jefa de Gobierno, la salud de las personas no es para experimentar.

Se hace en la ciencia médica, bajo un estricto rigor y siempre se advierte a los pacientes de los riesgos.

En la CDMX se uso el medicamento en más de 110 mil capitalinos sin su consentimiento.

No extraña la defensa irracional de Merino, porque es un personaje polémico que en varias ocasiones ha cometido errores y Sheinbaum los minimiza.

El 15 de febrero de 2019, mientras en la CDMX se vivían manifestaciones contra feminicidios, al titular de la Agencia Digital de Inovación Pública se le ocurrió publicar en twitter una felicitación a su pareja donde se aprecia la imagen de un pastel donde luce una figura femenina llena de sangre.

“La imagen de Carrie barbie fue en respuesta a esto. Es mi novio y es su cumpleaños. Honestamente, no pasó por mi mente el contexto. En fin, uno debe saber que todo lo que escriba en tuiter va a caer en muchas posibles canastas”, explicó Merino.

Por un tuit sin analizar el contexto, Sheinbaum defenestró a un titular de comunicación social del Instituto de la Juventud capitalino.

Aquel funcionario publicó un mensaje que ofendía a la comunidad judía y Sheinbaum actuó sin miramientos.

Actuando así sin analizar el contexto, Merino hizo su experimento con la Ivermectina.

De la misma forma por un tiempo, Merino bloqueó información sobre las actas de defunción en la pandemia.

En los hechos, Merino ha comprobado ser ese funcionario público que actúa sin analizar las consecuencias al saberse protegido por la Jefa de Gobierno.

En 2021, también se hizo público que de forma déspota y sin conocimiento de la ley quería que uno de sus colaboradores renunciara.

“Sobre el screenshot que mandaron sobre cómo despedí a un miembro de mi equipo. Es cierto. Evidentemente no voy a revelar su nombre, no quiero que esto le afecte más. Mi error fue no haberlo decidido antes y acumular frustración con su pobre desempeño y terrible disposición”, aclaró Merino en Twitter.

De cada una de sus justificaciones y respuestas se observa una profunda soberbia.

Es la misma soberbia con la que orientó a Sheinbaum en 2021 para el proceso electoral.

Le vendió la idea de que con el manejo de la data de la CDMX la elección sería suya y se llevó una derrota sin precedentes.

Desde entonces, en cada yerro de Merino, Sheinbaum sigue con el mismo argumento de la “campaña de desprestigio”.

Pepe Merino es el intocable aunque comprometa la salud de los capitalinos por los caprichos de la Jefa de Gobierno.

No obstante, en esta ocasión las consecuencias son mayores y la Jefa de Gobierno debe romper su burbuja y pisar la realidad afuera de su Palacio y acabar con el enemigo de Sheinbaum.

Porque así como se hundió en 2021 por los malos cálculos de Merino, podrá hundirse también su candidatura presidencial por gobernar con los ojos cerrados y ofrendar su carrera a quien ejerce la función pública sin analizar los contextos.

NOCAUT.

Omar García Harfuch presume una reducción en los delitos de la Ciudad de México.

Los hechos contradicen las cifras del jefe de la Policía.

Ayer el diputado del PAN Anibal Cañez fue víctima de la delincuencia en la demarcación Cuauhtémoc.

En días pasados ha habido balaceras y hasta agresiones de los uniformados a la prensa.

Algo anda mal en la seguridad de la CDMX, pero son ciegos que no quieren ver.

¡Abrazos, no periodicazos!

Imprimir artículo Síguenos en Google News