Corte Interamericana sentencia a México por Digna Ochoa

La Corte Interamericana de Derechos Humanos responsabilizó al Estado mexicano por el mal manejo de la muerte de Digna Ochoa y Plácido

Digna Ochoa y Plácido
Digna Ochoa y Plácido

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) determinó la responsabilidad internacional del Estado mexicano por las graves fallas en la investigación de la entonces Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) sobre la muerte de Digna Ochoa y Plácido, ocurrida el 19 de octubre de 2001.

En el año 2019, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recomendó que el caso fuera abierto nuevamente.

Desde aquel momento se le confió a la CoIDH.

Fue el 26 de abril de 2021 cuando comenzaron las audiencias en las que los jueces de la CoIDH cuestionaron la versión del ministerio público.

Como parte del acompañamiento para la representación legal, familiares de Ochoa y Plácido participaron en la audiencia de la COIDH.

Al día siguiente, Alejandro Celorio, consultor jurídico de la Secretaría de Relaciones Exteriores y representante del Estado se mostró dispuesto a reabrir la investigación.

La Corte Interamericana determinó, en esta ocasión, que se deben efectuar diversas medidas de reparación de daños.

La primera es la continuación de las investigaciones que sean necesarias para determinar las circunstancias de la muerte de la activista y sancionar a los responsables.

También se deberá llevar a cabo un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional.

Por último, el país tendrá que realizar una campaña en favor del respeto a la labor de las y los defensores de derechos humanos aquí.

El fallo de la Corte Interamericana

En julio de 2004 la entonces Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) presentó el Informe especial sobre irregularidades en la averiguación previa de la PGJDF sobre la muerte de Digna Ochoa y Plácido.

En ese documento se destacó que las pruebas periciales no fueron realizadas bajo los estándares mínimos de confiabilidad.

Por tanto, no se pueden desechar ambigüedades, que abarcaran todos y cada uno de los vestigios encontrados en el lugar de los hechos.

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) exhortó al Estado mexicano para que cumpla íntegramente la sentencia.

La CDHCM espera que sirva la sentencia de la Corte IDH para impulsar mecanismos de reparación y acceso a la justicia para los familiares de Ochoa y Plácido.

Imprimir artículo Síguenos en Google News