Consumo de carne afectado por inflación en México

Crecerá el consumo a 73.9 kilos, un 1% en comparación del año anterior, es decir, alrededor de 700 gramos per cápita

Consumo de carne afectado por inflación en México. Según lo reportado este martes 17 de mayo por el Consejo Mexicano de la Carne (CoMeCarne), durante el año pasado, en el país se consumieron 9.5 millones de toneladas de carne, cifra 5.4 por ciento mayor a la registrada en 2020.

Debido a eso, México se convirtió en el quinto mayor consumidor de carne en el mundo, superando a naciones como Rusia, Brasil e, incluso, a la Unión Europea.

El CoMeCarne prevé que el consumo per cápita de la carne ascienda a 73.9 kilos durante 2022, lo que representa un ligero crecimiento de 1 por ciento en comparación del año anterior.

Sin embargo, en su Compendio Estadístico 2022, el organismo prevé que el consumo crezca a un ritmo más moderado debido a la inflación, con apenas un aumento de alrededor de 700 gramos per cápita.

Ernesto Hermosillo Seyffert, presidente del CoMeCarne, reportó que el sector contó con un promedio de incrementos de precios de producción en un 35 por ciento. Esto se debió por el fenómeno inflacionario y por el conflicto en Europa Oriental que sigue impactando en el precio de los granos.

Consumo de carne afectado por inflación en México

“Hay productos como la pechuga de pavo que se ha encarecido 300 por ciento, es una locura. Ese no es el incremento que los consumidores ven en los anaqueles, hemos ido buscando eficiencias para que no llegue tan fuerte el impacto a los consumidores”, aseguró el directivo en conferencia virtual.

Se prevé que para este año la carne favorita de los hogares mexicanos siga siendo el pollo, porque registró un consumo anual de 35.6 kilos por persona; es decir, el 48 por ciento del consumo total; le siguen el cerdo, con 28 por ciento; y la carne de res, con 21 por ciento.

Hermosillo Seyffert afirmó que el pollo fue uno de los productos con más impacto en costo y abasto derivado de la menor disponibilidad en el mercado por la enfermedad de influenza aviar en Estados Unidos y el encarecimiento de los granos por la guerra en Ucrania.

El sector cárnico se consolidó como pilar de la industria agropecuaria mexicana con una producción de 7.6 millones de toneladas de carne en 2021. Representó un crecimiento de 2.2 por ciento en la tasa anual; con lo que el país se ubicó como el quinto productor mundial.

Hermosillo Seyffert indicó que los productores y comercializadores hicieron esfuerzos para contener el alza en los precios, pero los consumidores están haciendo un cambio en sus compras.

“Vemos que la gente cambia de una proteína a otra, a lo mejor no come tanta carne de res y compran más pollo o cerdo», apuntó.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.