China confina a millones en Chengdu por ola COVID

Habrá toques de queda y sin vuelos a la ciudad, pero con transporte público para abastecerse

China confina a millones en Chengdu por ola COVID. Las autoridades de China confinaron la ciudad de Chengdu, capital de la provincia de Sichuan ubicada al sudoeste de la República Popular China. La ciudad que alberga casi 21 millones de habitantes en un área de 14 mil 334.78 kilómetros cuadrados quedó cercada para frenar un aumento de los casos positivos al COVID-19.

Chengdu es un importante núcleo de conexiones aéreas en la provincia de Sichuan. Representa un importante centro económico ya que es y hogar de fábricas dirigidas por Toyota Motor y proveedores de Apple Foxconn.

El confinamiento significó el segundo mayor cierre desde que los 25 millones de residentes de Shanghái estuvieron confinados en sus hogares durante dos meses a principios de este año.

Las autoridades de Chengdu difundieron un documento oficial de normativas dirigido a los residentes para ordenar a sus habitantes «quedarse en casa en principio». El llamado se deberá atender a partir de las 18:00 horas del jueves, el objetivo será controlar otra nueva ola de contagios.

Parte de las medidas se incluyó el aplazamiento del inicio del nuevo curso escolar. También se comentó que alrededor del 70 por ciento de los vuelos con origen y destino a la ciudad quedaron suspendidos. Por fortuna, funcionará el transporte público.

De acuerdo con las normas anunciadas el jueves, únicamente un miembro de cada familia que pudiese demostrar una prueba negativa antes de las 24 horas previas y mostrasen una necesidad especial,como salir de compras, podrá salir.

China confina a millones en Chengdu por ola COVID

Entre el jueves y el domingo, todos los residentes tienen por obligación realizarse pruebas. Además, las autoridades pidieron que no salieran de la ciudad salvo que fuese «absolutamente necesario».

«El estado actual del control de la epidemia es anormal, complejo y sombrío», expone el documento. Las medidas, según el escrito, pretenden «detener con decisión la propagación del brote y garantizar la salud de todos los ciudadanos», comentaron.

Lamentablemente, no se anunció cuándo se levantaría el confinamiento. Pero estas nuevas restricciones estarán impuestas en todo el país, incluso en el centro de fábricas del sur de Shenzhen y el puerto norteño de Dalian.

Chengdu reportó alrededor de unos mil contagios durante el nuevo brote, por fortuna aún sin decesos.

En la ciudad nororiental de Dalian y en Shijiazhuang, capital de la provincia de Hebei te tomaron medidas similares. Decidieron confinar a millones de personas en sus hogares.

La rígida política china de «cero covid», tiene estrictas medidas que han diezmado la economía. Se vieron afectados por cuarentenas, cierres de negocios y requisitos de pruebas masivas. También se han visto limitados en el trabajo, para el consumo y los hábitos de viaje de la población.

Imprimir artículo Síguenos en Google News