Abre Mítikah y llega la gentrificación que amenaza con arrasar a Xoco

Alberto-Cuenca.capital-cdmx.org
Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

El Centro Comercial Mítikah abrió hoy sus puertas al público y para los vecinos del pueblo de Xoco significó la gentrificación que amenaza con arrasar a su comunidad.

“Ya nos van a desaparecer, nos rodearon de edificios”, acusó el vecino Álvaro Rosales durante una protesta de pobladores de Xoco y colectivos contra el megaproyecto inmobiliario.

En esta movilización los habitantes de Xoco advirtieron que la depredación inmobiliaria del Proyecto Mítikah que desarrolla Fibra Uno no parará.

EL CENTRO COYOACÁN

Lo que sigue es la demolición del Centro Coyoacán, ubicado a un lado de Mítikah.

Los vecinos temen que en ese predio donde está Centro Coyoacán se levanten más torres de oficinas que también violen usos de suelo y los dejen sin agua, porque así ya lo hace Mítikah.

El temor de los vecinos está bien fundamentado porque ahí dónde está Centro Coyoacán se desarrollará la fase III de ese mega proyecto inmobiliario.

En mayo de 2019 la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad reconoció a través de una tarjeta informativa que esa fase III se encontraba en etapa de planeación.

Esa vez la dependencia detalló que el proyecto presentado a la Seduvi por parte de Fibra Uno consta de un millón 28 mil metros cuadrados distribuidos en tres fases.

Sobre la fase III la Sedema señaló en esa ocasión: “Han manifestado verbalmente (los desarrolladores) sus intenciones de ampliar el proyecto”.

El pasado 16 de agosto Fibra Uno ingresó la solicitud para demoler el Centro Coyoacán.

MÍTIKAH ILEGAL

Durante la protesta, los habitantes de Xoco enumeraron las distintas ilegalidad que cometió Fibra Uno para construir su torre de 65 niveles, otra más de 35 pisos y el centro comercial de cinco niveles.

Recordaron que el desarrollador violó los usos de suelo permitidos, pues los niveles permitidos no eran para el tamaño de las torres que se edificaron.

Denunciaron que nunca se llevó a cabo una consulta vinculante para pueblos y barrios originarios como lo mandata la Constitución local.

Además, Fibra Uno se apropió ilegalmente de la calle Real de Mayorazgo, una vialidad que tenía un camellón arbolado que hoy ha desaparecido.

Los manifestantes denunciaron que Mítikah se apropió de la calle y hoy la hizo parte del centro comercial, con la complicidad del gobierno de Claudia Sheinbaum.

TALA ILEGAL

Otra violación flagrante por parte de Fibra Uno fue la tala ilegal de árboles en la calle Real de Mayorazgo.

En ese sitio donde estaba ese camellón arbolado hay una terraza que sirve de acceso peatonal a la tienda Palacio de Hierro y a la plaza comercial.

Ahí hay además un deprimido vial que sirve de acceso a un estacionamiento subterráneo.

El 6 de junio 2019 la Sedema aceptó en un comunicado de prensa que Fibra Uno taló 80 árboles, 56 de ellos en la calle Real de Mayorazgo y 24 al interior del domicilio Universidad número 1200.

Además, la empresa provocó afectaciones a otros 21 árboles por transplantes sin autorización o que no fueron ejecutados correctamente.

Por ese daño ambiental la empresa enfrentó solamente una sanción económica, por 40 millones 833 mil pesos. Luego, continuó con la apropiación de la calle Real de Mayorazgo.

APROPIACIÓN DEL AGUA

Los pobladores de Xoco elevaron consignas contra Mítikah por la apropiación de otro recurso que ya es escaso en esa comunidad: el agua.

“¡No es sequía es saqueo!”, denunciaron los manifestantes.

Explicaron que Mítikah, tal y como hoy está, requiere 5 millones de metros cúbicos de agua al año.

Esto le permitirá al desarrollo inmobiliario ser viable para atender a los 60 mil usuarios que recibirá a diario.

La pregunta de los habitantes es de dónde saldrá el agua para abastece a a ese mega proyecto y la respuesta es que provendrá del líquido que le corresponde al propio pueblo.

El desabasto de agua, dijeron, es un síntoma de la gentrificación que afectará a Xoco y otro es el elevado precio del predial.

Con la llegada de ese desarrollo inmobiliario los habitantes de Xoco dijeron que hoy pagan 5 mil pesos al bimestre por ese impuesto.

El alto valor del suelo los presionará a la expulsión, lamentaron.

Síguenos en Google News

Reportero en Capital CDMX
¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.